viernes, 15 de enero de 2010

If I Had The Power...

Anoche escribí un post. Uno que finalmente no verá la luz y que estaba cargado de pena y de un profundo odio que he mantenido sepultado durante muchos años. Un odio, que ha aflorado de nuevo a raiz de la situación que está viviendo mi familia y que nos ha puesto en contacto nuevamente con un colectivo al que tengo tantos reproches que hacerle, que espero por mi bien no tener la oportunidad de enumerarlos nunca.

De alguna forma me sirvió de desahogo escribirlo y con eso me basta. El hecho de publicarlo no hubiera servido más que para impedirme volver a sepultarlo y deseo fervientemente que se mantenga ahí, en el rincón de mi memoria que no visito nunca, en esa caja de Pandora que jamás se abre a no ser que un indeseable, como el de ayer, consiga con su verborrea prepotente, que todo salte por los aires. Por suerte, yo no estaba presente.

Este tema pasa un poco desapercibido por Youtube pese a que a mi me parece una maravilla. Yo me agarro a él en ocasiones y mientras lo disfruto, me gusta imaginar lo que haría If I Had The Power... Seguramente una escabechina.

Que tengais un feliz fin de semana. Besos.


Short Romans - White Sails (If I Had The Power) - 1987

13 comentarios:

VENTILADORCULAR dijo...

Es casi imposible mantenerse al margen de soplagaitas, indecentes y maleducados. Personas con valores tergiversados, basados normalmente en la apariencia, la envidia y querer exacerbado hacias el dinero. Con pocos sentimientos. No creo que me equivoque por mucho ¿verdad?. Toda la fuerza que pueda transmitirte, Elektra, y mis deseos de que seas feliz. Un besazo.
Por cierto, buen tema

WOOD dijo...

Hay que tener mucha fortaleza para luchar contra ciertos colectivos. Si tiene que abrirse una caja de Pandora, deberían estar muy atados todos los cabos. Apuesto que lo aparcado bien aparcado está. Por cierto, no conocía el tema, tiene sabor a noches valencianas de los ochenta. Besote.

Elektra dijo...

Efectivamente, Venti, este tipo de personajes que describes me resultan del todo insoportables y procuro mantenerlos alejados de mi vida en la medida que puedo, pero no son ellos los que han generado este sentimiendo en mi, aunque es muy probable que reunan esas características que cuentas. Esos de los que hablas, en realidad me dan lástima más que generarme odio, que es un sentimiento del que no me siento muy orgullosa. Ya sé que he dejado el post un poco obscuro como para entenderlo pero es que no quería profundizar demasiado por miedo a generar un escrito como el de anoche. Me refería a un colectivo, el de los médicos, en el que sin duda hay estupendas personas. Por desgracia a mi familia nos tocó vivir hace muchos años una experiencia que no le deseo a nadie donde por una negligencia médica mi padre casi pierde la vida y tras tres meses de estar ingresado en un hospital, salió amputado de una pierna. El odio es producto de la impotencia, de ver que eres insignificante cuando te enfrentas a su corporativismo, de estrellarte contra el endiosamiento del que están imbuidos, de la falta de responsabilidad que demuestran y sobre todo, de la falta de humanidad. Y como ahora de nuevo, estamos en un hospital por mi abuela, hemos ido a chocar de frente con otro elemento de este colectivo que es un indeseable que entre otras barbaridades, ha venido a acusarnos de querer desentendernos de ella. Así que toda esa rabia de antaño se ha juntado con la de ahora y han salido a la luz recuerdos, sentimientos y sensaciones que no quería volver ni a sentir ni a padecer nuevamente.

Pero ni ayer, ni hoy, y creo que por suerte para todos, me ha tocado a mi dar la cara ya que si algún día vuelvo a tener a un tipo de estos delante de mis narices insinuando barbaridades o simplemente no atendiendo a la gente como se supone que es su obligación, es muy probable que todo aquello que escondo no tenga freno.

Buff, lo que te he soltado así de un tirón. Te agradezco todos tus deseos y tus aportes de cariño que me ayudan sin duda a superar mis historias.

Disfruta del fin de semana. Un beso.

Supongo Wood que por lo que sabes de mi, quizás te haya resultado más fácil entender el post. Yo creo también que es mejor dejar aparcado este sentimiento y que de nuevo vuelva al lugar donde lo dejé abandonado hace años. Gracias de nuevo.

Efectivamente el tema tiene ese sabor, porque de esas noches valencianas es de donde ha salido.

Pásalo muy bien. Otro beso para tí.

Evánder dijo...

Prepotencia, soberbia, creerse que se es añguien por el mero hecho de llevar un uniforme, u ostentar un cargo de cierta relevancia. Es repugnante, la verdad.

Y lo peor de todo es la impotencia que se genera cuando te ves involucrado en un suceso como el que describes.

Tienes todo mi apoyo y solidaridad. Muchos ánimos y quizá sea mejor que no tengas que remover ciertos recuerdos.

Buen fin de semana.
Un beso.

Elektra dijo...

Eso es, Evánder, todo lo que son, lo que sentí y siento cada vez que me he tropezado con alguno de ellos. Pero tienes razón, es mejor no removerlo.

Muchas gracias, eres un encanto.

Disfruta y besotes.

livy dijo...

Elektra, no aparques nada, sueltalo, lo que se aparca, ahi queda agazapado siempre y en cualquier momento salta...el corporativismo no sólo existe entre los médicos, pero claro, cuando hablamos de personas que han jurado: "... iré por el beneficio de los enfermos, absteniéndome de todo error voluntario y corrupción..." entonces es algo que hay que denunciar y el corporativismo hace que los que tapan sean tan indeseables y culpables como los que yerran.
Ánimo!!!!
Un abrazo.

Elektra dijo...

livy, bonita, durante mucho tiempo luché y luchamos porque por lo menos reconocieran su error y escuchar alguna palabra amable. Pero fui del todo inútil y lo único que conseguimos fue que siguieran puteándonos aún más así que, con todo el dolor de mi corazón, tiré la toalla. Denunciado estuvo, pero se debió quedar en algún cajón o papelera. El historial médico..., según el hospital, se perdió. La pierna, no la iba a recuperar y mis padres, tenían que rehacer su vida. Una vida que ya no pudo ser como era antes por mucho invento que haya en el mercado.

Cuando todo esto me puede, lo que hago es como anoche, escribirlo y soltar lastre. Una vez escrito, ya me siento mejor y de nuevo paso página.

Gracias, de verdad. Un beso.

Jon Basto dijo...

Un beso, guapa.

Elektra dijo...

Pues para ti, mil. Que hoy me has dado una alegría con tu retorno, Jon.

Espero que no desaparezcas durante tanto tiempo pero bueno, si lo haces, pues espero que de cualquier forma estés muy requetebien.

india dijo...

Uff..es que si supiera que encontrando las palabras adecuadas servirían para aliviarte...me pasaría el tiempo buscándolas para dártelas...pero sin embargo,sé que no hay palabras perfectas ni ideales para ello...tan sólo puedo ofrecer un apoyo,en forma de eso mismo,apoyo...en la lucha hacia afuera y en la lucha hacia dentro...mi apoyo.
Achuchones!

Elektra dijo...

Mira India, no tienes ni idea de lo reconfortante que son para mi todos estos comentarios llenos de cariño. De verdad que me siento más que arropada con vuestra compañía y os lo agradezco, no sabes cuanto.

Un besazo muy grande.

India dijo...

Jopelines...esa es Elektra!!!!
Achuchones!!

Elektra dijo...

No, cariño. Esos sois vosotros. Que yo vengo aquí, suelto mis miserias y no recojo más que cariño por todos lados. Y eso, es más que suficiente. Solo espero estar a la altura cuando vosotros necesites algo.

Sé muy feliz.