viernes, 2 de julio de 2010

El fútbol y yo

La verdad es que no sé porqué me voy a otro lugar a decir aquello que puedo decir aquí tranquilamente. Por supuesto que todo esto no es más que mi opinión sobre un tema, uno como tantos otros de los que hablo, aunque parece que este resulta más molesto a la gente. Empezaré diciendo que evidentemente no me gusta el fútbol y no me gusta por varias razones. La primera porque como deporte, no me ha llegado a enganchar nunca, igual que tampoco lo ha hecho el balonmano, por ejemplo. Sin embargo, tampoco tengo nada en contra de la gente que le gusta el fútbol, siempre y cuando, las emociones que le provoque ver un partido, no superen los límites de lo racional y es que, pese a no gustarme, he estado en un campo de fútbol (eso si, sólo una vez y con eso, suficiente) y he podido comprobar in situ la transformación del ser humano. Pero bueno, no es de eso de lo que iba a hablar.

La segunda razón por la que no me gusta, es porque no acabo de entender qué tiene este deporte que parece abducir al personal. Y son tantos los abducidos, que por el fútbol se permiten y asumen cosas que en otras circunstancias serían impensables. Y me explico: en el mundial anterior y en el anterior, mi empresa se paralizó unos cuantos días mientras que había partido y eso que si no recuerdo mal, la selección no dio pie con bola (nunca mejor dicho). Lo cierto es que si la gente se amontonaba delante de uno o varios ordenadores para ver el partido, o se organizaban para verlo en el televisor que había en otra planta, o se iban al bar de enfrente a verlo, pues no pasaba nada, se hacía sin ni siquiera pedir permiso y con el convencimiento de que no les iban a decir nada.

El caso es que lo normal no es que me preocupe demasiado por todo esto que estoy escribiendo pero lo cierto es que cuando no se trata de un partido de fútbol de fin de semana, sino que lo que tenemos entre manos es un Mundial, pues mi coco se dispersa en pensamientos variopintos y más, un año como este donde no es que vivamos una situación para echar cohetes. Cada día de partido me invade el placer y la tristeza al mismo tiempo. Placer porque si aprovechas para moverte por la ciudad es como pasear una mañana de domingo y tristeza porque la gente en general por una vez se pone de acuerdo en algo, pero ese algo, da la casualidad de que es el fútbol.

Podría decir muchas más cosas, pero creo que se entiende la reflexión y no me apetece profundizar más en el hermanamiento que se consigue con un balón de reglamento y lo difícil que es conseguirlo para luchar contra aquellos que nos hacen pagar de nuestro bolsillo sus incompetencias.

Y para evitar de nuevo malentendidos, aclaro que estoy generalizando con respecto a la gente. Porque como siempre, hay de todo en la viña del señor. Y además, para rematar el post, buscando una imagen que no lo haga muy cansino, me he tropezado con una entrada en un blog que me ha gustado, así que os dejo con ella: Por qué no me gusta el fútbol


Box Of Toys - Precious Is The Pearl (1984)

13 comentarios:

Ventiladorcular dijo...

HEy Elektra. Es que... qué bien me lo paso con tus posts... DEsde luego es irrazonable que se den según qué circunstancias a raíz del fútbol. El insulto, los desmanes económicos (que por otra parte no son más que resultado de producción, tanto vales, tanto me haces ganar, tanto vas a ganar tú), el fanatismo de los obcecados, las faltas de respeto...
Pero por otro lado AY EL FúTBOL. Quizás sea de las pocas cosas hoy día de las que podamos sentirnos orgullosos y que funcione en España. Es increíble el tinglado que hay montado alrededor. Un marketing de mil pares de narices con un resultado demoledor. Como decía Malatesta, es el circo de los romanos, y como diría Marx, el opio del pueblo (religión aparte).
Querida ELektra, comprendo que no te guste el fútbol. Hay motivos para ello, pero pónte a pensar quizás tampoco sean tantos los motivos como para odiarlo. Sólo puedo decir que me he levantado de la siesta y he notado una gran erección al ver cómo Holanda se ha ha quitado de enmedio a BRasil (vale quizás fuera pis retenido), pero... ¿ves como resulta esperanzador? Dale la oportunidad, mujer y disfruta de un buen partido!!
Un fuerte abrazo ¿Eh? Besazos

Elektra dijo...

Jajaja, yo si que me río contigo. A ver, si no lo odio, eh? Si de hecho el televisor está encendido con algunos partidos porque a mis hijos les gusta el hermaneo este del que hablo. Pero venga, no me digas que me tengo que sentir orgullosa porque me subo entonces por las paredes y hoy estaba necesitada de tila ya antes de empezar a pasearme por la blogo.

Me quedo con el abrazo y los besazos pero oye, antes de nada, has meado ya? Jajajaja. Eres buenísimo.

Besotes, ya sabes... sé feliz. ;) Disfruta del finde.

raúl dijo...

hay mucha irracionalidad en el fútbol, sí, mucha estulticia, basta ver los chisporroteantes juegos de palabras en los titulares de la prensa deportiva, mucha pasión desmedida, esas imágenes del público cuando ha perdido su equipo, ataviados con unas pelucas-pompones de payaso fosforitas, la cara pintarrajeada con la bandera y unos lagrimones ultradramáticos. es díficl defenderlo, aunque ahora está de moda alabarlo desde la intelectualidad, con abundancia de libros y demás. no sé, a mi que no me lo quiten, desde luego, que me lo paso bomba! tremendo pinchazo el de brasil, por cierto, cómo se desinfló después del autogol oye... en fin, ojalá mañana den el alemania-argentina en cuatro también!! ves? si es que... no lo podemos evitar!

Menda. dijo...

Coñe, a mi es que sí me gusta, que le vamos a hacer. Por cierto, aunque no interese, le acaban de dar cañita brava a Brasil, jajajajaj. Tal y como dice el comentarista que me precede, es cierto que existe una gran irracionalidad en el mal llamado deporte rey( todo el mundo sabe que el deporte rey es la siesta). Por cierto, es curioso,pero desde que España ha ganado la copa de Europa, ha ganado en adeptos. Qué cosas....gente que no ve un puñetero partido en todo el año, ahora hasta se ponen la camiseta para ver el Mundial. En fin, me reitero en mi amor al fútbol, y si es acompañado de unas buenos aperitivos y una cervecita, ni te cuento.

Eso sí, el tenis, ni de lejos. Cosa aburrida, madre de Dios.

Elektra dijo...

Jajajaja, bueno venga, que ahora a todos mis amigos les gusta el fútbol. Jeje. No sabía yo que también te gustaba el fútbol, raúl.

Oye, que yo he visto algún partido también, eh? Eso si, como bien dice Menda, con cervecita, aperitivo y alguien más porque si fuera por mi... pues no lo hubiera visto, también hay que decirlo.

Y bueno, que veo que voy a seguir el Mundial a partir de los comentarios del blog. Jajaja.

Os veo emocionados a todos con la derrota de Brasil. Que malos soissss.

Pues que disfruteis del de mañana que me parece que ese me toca verlo a mi, o por lo menos, estar presente mientras se juega. :)

Evánder dijo...

A mí me ha gustado el fúbol desde pequeño. Ahora me sigue gustando pero ya no lo vivo con tanta pasión. Será cosa de la edad. Ahora en muchas ocasiones lo cambio por hacer otras cosas. Pero lo que es indudable es que la buena marcha de la selección ha enganchado a mucha gente a la que ni siquiera le gusta.

Besos!!

Ventiladorcular dijo...

Jojojjjojojo. Lo peor de todo ¿Sabes qué es, ELektra? Que estamos dos semanas y media a saco viendo fútbol por partida doble muchos días, y de repente, se acaban los octavos de final, y nos dejan dos días así hasta que empiezan los cuartos... eah, si es que no puede ser. Que no piensan en nadie, chica. MEnos mal que cuando acabe el Mundial de fútbol, tenemos el de basket, y la pretemporada, y la supercopa, y la liga otra vez! Yuuuuuujuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!! BEsos aligerados de pis!!

Ventiladorcular dijo...

Qu sepas que estoy viendo el ARgentina-aLemania, pero no me olvido de Walking obs! Oe oe oe oeeeeeeeeeeeeee oeeeeeeeeeeeeeee oeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Elektra dijo...

Bueno, Evánder, lo que yo digo: abducidos, que estais tós abducidos. Jejeje. Bueno, tú un poco menos. Besazos.

Encima los ves por partida doble!!!! Jojojojo. Venti, no sé como después eres capaz de desenredar la pelota esa que debes tener en el coco para escribir los posts que escribes.

Tú mientras viendo el Argentina-Alemania, hala que ya pones las mayúsculas en cualquier lao, jajajaja, y yo en el cine con los churumbeles y cuando he salido... como si hubiera toque de queda, oye, ni dios en la calle, silencio absoluto. Esto es vida, hijo. Jajajajaja. Bueno y qué, quien tenía que ganar? Argentina? Alemania? Espero que por lo menos te haya gustado. A ver si vas a ser de los que encima se enfurruñan. Jajaja.

Te voy a chutar un besazo a ver si te llega :)

Ventiladorcular dijo...

Oooopss por entre las piernas se me coló JJAJAJAJJA!!!
Pues mira, después de las chulerías que se marca MAradona, da bastante gusto que caiga Argentina. "Estaremos en la final porque así lo quiere Dios" Pues chico, se siente.
BEsazos!!

Elektra dijo...

Jajajaja, madre mía. Yo lo lancé a la jeta, eh? Habrá sido cosa del Jabulani en el que viajaba. ;p

Pero si Dios no existe!!! Ande iba este??? Jajajaja. Pues mira, la prepotencia nunca es buena compañera. Que le den. :)))

Bueno, ya no chuto que tengo mala puntería y a ver si te voy a desgraciar. Te dejo con suavidad el besote.

WOOD dijo...

Hey querida, el futbol, qué grande, ya sabes cuánto significa para mí, quizás te sorprenda si te digo que me proporcionó los primeros pasos en cuanto a geografía, matemáticas,… y más tarde disciplina, comunicación, pasión, competitividad y un largo etcétera. Incluso de forma indirecta me salvó la vida. He competido en fútbol y otros deportes a ciertos niveles, y creo que el aporte positivo en la vida es incuestionable. He llorado, he reído, he jugado lesionado, he ganado trofeos, etc. Te puedo asegurar que mis hijas ya crecen amando la pasión por los deportes y las virtudes del fútbol.

Ahora bien, entiendo perfectamente que haya deportes que no te hayan enganchado como dices del futbol o balonmano. Tengo grandes amigos (aunque en clara minoría) que no les apasiona el fútbol. Por otra parte, y puede que sea tu caso, hasta hace bien poco las mujeres no han formado parte a nivel general del entorno futbolístico, cosa que me alegra que esté cambiando. Respecto a eso de lo que dices de las emociones, yo creo pertenecer al sector que vive determinados partidos de forma brutal pero sin superar los límites de la razón. A mí me dan asco algunas cosas relacionadas con el fútbol como el radicalismo, la manipulación de los medios respecto las dos cabezas que cortan el bakalao en este país, los padres que se vuelven locos en los partidos de sus hijos, los que insultan a diestro y siniestro, etc. Te podría contar miles de anécdotas que he vivido en primera persona que fliparías, pero no quiero que acabes odiando el fútbol.

Tu segunda razón también la entiendo que pienses así pero a mí no me sorprende que el mundo se paralice por un partido de fútbol, lo veo lógico, el futbol tiene magia y mucha gente desea disfrutar y evadirse como le venga en gana. Al ser el fútbol el que más seguidores arrastra tiene su lógica que genere más expectación, y por tanto mas cosas positivas, más negativas y más extrañas. Yo lo disfruto como otras tantas cosas, la música, el cine, el teatro o cualquier otro deporte. Sin embargo te he de decir que para mí determinados partidos de fútbol superan lo que me hacen vibrar muchas otras de las mencionadas. Ayer sin ir más lejos mi corazón estuvo en un puño durante 90 minutos, eso no lo consigo con ningún otro hobby. El fútbol tiene tantísimas cosas positivas que esa minoría de detalles negativos acaban quedando como meras anécdotas. A mi padre le debo mucho, entre otras cosas inculcarme la pasión por los deportes y muy concretamente por el fútbol. Por supuesto es una opinión sin ánimo de ser compartida.

Para acabar este panfleto pro-fútbol te dejo dos frases de corte futbolístico para que entiendas algo el fútbol.
“ El futbol es fútbol” de Vujadin Boskov.
“Los postes también juegan” de mi pandilla de amigos más intimos.
¡¡¡ Podemos!!!
Besotes.

P.D.: y cuando acaba la fiesta de un partido de fútbol, como diría Serrat: "...Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas. Se despertó el bien y el mal, la zorra pobre al portal, la zorra rica al rosal y el avaro a las divisas".

Elektra dijo...

Sé que eres una apasionado del fútbol, amigo Wood, y me alegra saber que coincidimos en las cosas que nos dan asco. Entiendo la pasión por el deporte aunque a mi me cuesta catalogar el fútbol como tal.

Lo cierto es que este post lo escribi a raiz de un comentario que puse en un blog y que no pareció ser muy bien recibido por el hecho de opinar que si la gente se uniera y movilizara de igual manera para solucionar los problemas por los que atravesamos, otro gallo nos cantaría.

Es tan dificil de entender que desee que el mundo se paralice de igual manera para quejarnos o luchar por aquello que nos hará más o menos felices y que está en nuestras manos? Quizás en este caso no tendrían sentido las palabras de Serrat.

Esa era la finalidad del post.

Besazos, te echaba de menos.