miércoles, 17 de marzo de 2010

My Way: Magni & Franky

Hoy he ido a una de esas carpetas de música en las que guardo no sólo algunas canciones, sino también un cachito especial de mi con cada una de ellas. Me apetecía viajar un poco en el tiempo. A un tiempo que a veces con los años se convierte en mejor de lo que fue porque se desprende de aquello que es innecesario para nuestros recuerdos. Hoy me apetecía escuchar su voz. Me apetecía, eso precisamente, escuchar La Voz. Y de todos los temas que he escuchado, hay uno que me devuelve imágenes y sensaciones que se mantendrán en mi memoria como si las hubiera fabricado ayer.

Tardes al salir del trabajo, cuando el trabajo era un lugar más amable de lo que es ahora pese a ser el mismo. Cuando el tiempo para disfrutar era mayor de lo que es ahora. Tardes en las que había lugar para muchas cosas y donde yo solía encerrarme en mi casa con mi amigo Magni "El Magnifico" a charlar, mientras que nos tomábamos unas copas y mientras la música del tocadiscos sonaba de fondo. Ese Magni del que tantas cosas aprendí y que tantos esfuerzos mentales me obligaba a hacer con cada charla o cada debate, entre copa y copa, entre ida y vuelta del tocadiscos al sillón. A veces nos plantábamos delante de los discos para acabar sentados en el suelo revolviéndolos hasta dar con el que nos apetecía escuchar. Seguro que si hoy le preguntara, le vendrían a la mente unos cuantos temas que acabaron siendo épicos en nuestra historia particular. Este era uno de ellos. Era imposible resistirse a la voz de este hombre y este tema no dejará nunca de provocarme un escalofrío.

Yo no soy muy dada a las distancias cortas cuando se trata de bailar. Sería casi una novedad el que yo bailara "agarrados de esos" que a la gente le gusta. Pero reconozco que esta canción la he disfrutado con Magni como pocas veces en mi vida. Porque no hay nada como dejarse estremecer con ella, nada mejor que dejarse abrazar y envolver mientras retumbaban las paredes con la impresionante voz del magnífico Franky. Una antesala perfecta para lo que vendría a continuación.

Frank Sinatra - My Way (1969)

13 comentarios:

Ventiladorcular dijo...

Hey Elektra. Buenos días. Hoy madrugo, casi con la sospecha de que algo grande esperaba para ser leído. Y estaba en lo cierto. LA verdad desnuda. Sentimientos románticos de un pasado lleno de brillo. De unas experiencias que se fueron no se sabe bien por dónde, pero que ahí quedan, grabadas a fuego en el alma. Tantas canciones compartidas, tantos sentimientos, tantas palabras. No me extraña que tengas un buen recuerdo de ello. Lo que vendría a continuación tendría una dura competencia en su antesala.
Con esta canción y tal derrame del sentido, no tengo más remedio que pedirte un "pegado"!
Muchos besos, me ha encantado.

raúl dijo...

cuando un momento así se apuntala con una canción como esta se transubsantancia la vivencia, de memoria gaseosa, volátil, a recuerdo sólido, imborrable. yo me acuerdo mucho de la versión de nina simone, que se utilizaba para cerrar sesiones en algunos garitos, en las primeras horas mañaneras. no bailaba con nadie en especial, eso sí, pero era más feliz que una perdiz!

jordi dijo...

Tambien me ha gustado. A veces sentados en el suelo con unas copas y rebuscando entre los discos con buena compañia, se convierten en momentos magicos. Yo tambien he tenido de esos. Pero es curioso que ahora los disfrute mas en los recuerdos. Supongo que nos damos cuenta de esos momentos mas tarde. Un Besote.

Elektra dijo...

JOer que si madrugas, Venti. Me sorprende que a esas horas tengas ganas de escribir. :)

Un pasado lleno de brillo, si. Qué bonito. A mi me gusta más leer tus comentarios que el propio post. Al final, consigues elevarlo allí donde quería dejarlo yo. Gracias.

Bailas? :p

Besazos.

La versión de Nina Simone es impresionante, raúl. Ya imaginaba que os vendría a la mente y también, los recuerdos de final de fiesta que teneis.

Ya había posteado este tema en otras ocasiones. La primera, en la versión singular, irreverente y estupenda de Sid Vicious, después la de la grandísima Nina Simone. Pero faltaba la original, la que tenía guardadita en la cajita de los tesoros. :)

Besos.

Son muy buenos recuerdos, jordi. Pero yo te aseguro que los disfruté, creo que como merecian, en su momento y es por ello por lo que aún los disfruto al recordarlos. No hay nada como aprovechar los momentos para hacer de tu vida algo por lo que siempre merezca la pena mirar hacia atrás y continuar con ilusión hacia adelante. Un secreto que la propia letra de la canción esconde. :)

Besote. Cuanto tiempo sin vernos.

Evánder dijo...

Hay temas que van ineludiblemente unidos a recuerdos entrañables, de tal forma que al escucharlos nos pasa por la mente la película de aquel momento.

Una entrada muy entrañable, sin duda. Felicidades.

Besos!

Arkangel dijo...

A mi Frank no me gusta mucho, pero esta canción en concreto es verdaderamente estremecedora, me hace entrar en un estado nostálgico imnótico.

Elektra dijo...

Cierto Evánder, una película sonora y sensorial que se rememora con gusto.

Un besote. Disfruta del finde largo si es que lo tienes.

Esta canción Arkangel, encierra una asunción de lo que debe ser el vivir, con sus penas, alegrías, aciertos y desengaños, cantados con tal sentimiento y aceptación de haber vivido fiel a si mismo, que es una maravilla para los oídos y el alma. :)

Besos. A disfrutar que ya toca. :)

livy dijo...

Tuve un blog que en sus inicios, la cabecera rezaba así: "Crecí escuchando la voz..." así que obviamente puedes imaginar que cualquier tema de Sinatra me evoca momentos en familia, con riñas dispares con mis hermanos, mientras mis padres intentaban inútilmente poner orden y todo con la voz de fondo, entre otros, la disparidad musical era tanta como habitantes de esa casa eramos....Pero cada vez que oigo un tema de Sinatra no puedo por menos que acordarme de aquellos tiempos...
En cuanto a este tema, siempre pensé lo mismo que tú, una asunción de lo que debe ser el vivir, con sus penas, alegrias y desengaños y vivir siempre fiel a uno mismo, pero con el paso de los años pienso que aveces el vivir a "tu manera" sin tener en cuenta la manera de los demás, puede ser algo "egoista". Aunque éso sí, nunca renunciando a ser uno mismo.
Sea como sea, un post emocionado y emotivo, que me ha traido muy buenos recuerdos.
Gracias Elektra.
PD: y aunque adoro a Nina Simone, mucho, la voz es la voz.

EL TÍO DE LOS KARAMELOS dijo...

A mi me mola es "Flying To The Moon"... ¿Se llama así? Bufffffff! Ni idea. Pero pa bailarselo agarrao y en familia se sale...

Elektra dijo...

Bonito nombre de blog, livy. No esperaba yo que hubiera muchos seguidores de Sinatra pese a que no pueda entender que alguien no se deje mecer por su voz.

Bueno, vivir "a tu manera" no necesariamente está reñido con la manera de los demás. Todo depende del tipo de persona que lleves dentro de ti. Se puede ser uno mismo y disfrutar de la vida sin dañar o entrometerse en la vida de otros. Pero vamos, creo que pensamos lo mismo.

Me alegra traerte buenos recuerdos, guapa. Gracias a ti.

Besazo.

"Amigo de los Karamelos" ese tema, que por cierto, ya que lo has nombrado le he dado al play para disfrutarlo un ratito, es otra de sus maravillas. Como el Moon River y tantos otros. Es que solo escuchar su voz..., bueno, que es una delicia.

Por cierto, teniendo una Paraiso como tienes, como es q no te llamas Filipo? (jajaja, es una broma).

Ah, se llama Fly Me To The Moon. ;)

Besos.

India dijo...

Guapetísima!!! qué bonito tema,qué bonita historia la que compartes,qué bonito todo!!!
Fly me to the moon...me lleva a la Luna ;)
Sigo por aquí aunque desganá,eh?eg que a los bichos raros la primavera nos da tristeza,ya ves...pero no me voy a poner a cantar para que llueva,que sé que estabas deseando ver brillar el sol!jijijiji
Achuchones!!!

WOOD dijo...

Nunca he llegado a conectar con los grandes crooners tipo Sinatra, aunque reconozco su valor y que calen en mucha gente. Por supuesto tengo alguna excepción, me agradan mucho temas como New York o Strangers in the Night.

Respecto a My Way, pues qué puedo decir, la más grande entre las grandes, una de mis cinco canciones preferidas de mi vida, pero por supuesto en voz de las Ninas (la Simone porque es la más grande, y la Hagen porque me pone cachondo). En defecto de estas dos, la de Sid Vicious, por principios morales y éticos. Tengo más de 50 versiones del "My way" pero salvando esas tres, las demás tan solo me resultan agradables, aunque eso ya es bastante.

En cuanto al post, intenso, pegadizo y conmovedor. Besotes.

Elektra dijo...

Buenos días/tardes bichito raro. Sigues por ahí como todos, aunque parece que nos ha dao un aire. Creo que más de uno estamos como tú, pero en mi caso no es por la primavera, eh? Que aquí, no acaba de cuajar. Hija, tan mal cantas que llegarían las lluvias hasta aquí? Seguro que no es para tanto. :)

Bueno, a ver si nos espabilamos y le damos un poquito de caña a los blogs. Besotes, feliz semana. Y anímate, que dentro de ná estás en otros lares disfrutando y no me puedes ir mustia.

A ver, corazón de la galaxia. Entiendo que como valenciano, la Simone te parezca lo más, pero haz una cosa:

Prepara una de esas veladas que organizas tú con velitas y buen rollismo amoroso en el ambiente. Cuando le hayais dado suficiente al cava o al vino, pégate un buen baile con el My Way del Sinatra a todo volúmen. Y después, me lo relatas (pero en privado, tú, que pese a las barbaridades que se escriben por aquí, no le he puesto los dos rombos al blog). ;)

Besotes, guapo. Disfruta mucho.