martes, 21 de diciembre de 2010

Mi árbol de Navidad

Ya son unas cuantas las veces que he dicho que a mi no me gusta la Navidad y que solo soy capaz de disfrutarla a través de los ojos de los niños. Quizás porque me hacen recordar que cuando yo era niña, también creía en la magia de los días y vivía ajena al bullicio y a todo aquello que no capta la mirada infantil. Supongo que el hecho de que haya dos niños en mi casa, me obliga a cuidar que no falte la ilusión en su mirada y es por eso que cada año, vuelvo a subir las cajas con los adornos, pese a la pereza que me produce, y a pasar una entretenida tarde colocando un gran árbol de navidad (que digo yo, que para qué lo compraría tan grande y con esa puñetera malla de luces que tanto me cuesta siempre colocar). Y es que sé, como se graba en la memoria el recuerdo de las cajas que se abren para redescubrir las figuras que un año más volverán a adornar su árbol y sé, que recordarán cada vuelta a casa del colegio y la entrada corriendo para encenderlo, entre otros cientos de recuerdos más.

Este año, con tanto ajetreo, apenas he sido consciente del paso de diciembre y creía que ni siquiera iba a encontrar el momento de sentarme aquí para ver esa otra navidad. Una navidad un poco más adulta con un árbol de navidad un poco distinto. Esta madrugada hay un eclipse lunar y es por eso que he pensado, que hoy tenía que ser el día. El día en el que desearos a todos mucha felicidad en estas fiestas os gusten o no, como a mi, las navidades. El eclipse lunar del 2001 dejó unas imágenes tan estupendas como la que me ha servido de árbol de navidad para mi blog. La sombra del Teide coronada por la mejor estrella con la que se podía adornar, una preciosa luna anaranjada por los rayos de un sol a punto de perderse.

Muchos besos y que seais muy felices.

The Waterboys - December (1983)

lunes, 13 de diciembre de 2010

Amanecer en Marrakech

Un mar de arena rojiza es lo que se contemplaba a través de la celosía con la que habían cubierto el gran ventanal. La luz que entraba a través de ella proyectaba ondulantes formas geométricas que se arrastraban con la cadencia de lo eterno por las paredes de la enorme habitación. Amanecía con el placer aún titilando en su piel. Abrió los ojos y por un instante se dedicó a la contemplación. El techo de la habitación era una sucesión de telas blancas que ascendían y descendían y donde por un momento, se entretuvo su imaginación creyéndose mecida por un mar de espumosas olas que acariciadoras, relajaban la tensión de los últimos meses. Las paredes, tenían la calidez del dorado y el ocre, como el sol de la mañana. El mobiliario, escaso e innecesario, era de madera tallada por manos artesanas y sobre una cómoda, un gran ramo de rosas se desperezaba a la vez que lo hacía ella. Se giró para contemplar la amplia terraza a la que se accedía por un gran arco lobulado adornado con figuras vegetales que se entrecruzaban y que acababan descansando en dos pequeñas columnas. En la terraza había una mesa redonda de hierro forjado lo suficientemente grande como para disfrutar de un exquisito desayuno que no tardaría en llegar y un par de tumbonas de blanco colchón donde abstraerse incluso, de la contemplación. Tarea difícil con el paisaje que uno tenía delante. Montañas de fina arena se ordenaban a su antojo para hacer de cada día un nuevo paisaje en el que soñar. Volvío la vista al interior. Un enorme diván, repleto de almohadones, se hallaba al lado del ventanal desde donde se podía disfrutar del nacimiento del día y de atardeceres de fuego y una gran chimenea, conformaban el rincón más maravilloso de la habitación. Allí había abandonado la noche anterior su chilaba.

Se tropezó con ella en uno de tantos zocos que salpicaban la ciudad y no lo pudo resistir. Era de una gasa suave que acariciaba su cuerpo con cada movimiento. Tenía unas aberturas a los lados, más amplias de lo que había visto en las que llevaban las mujeres de la ciudad y el escote también era más pronunciado de lo normal. Estaba adornada con dorados en las mangas, las aberturas y el escote, y no le pareció una prenda para salir tal cual a la calle pero sí con la que cubrir su desnudez en la intimidad. Así que al verla allí, sobre el diván, no solo recordó y revivió lo acontecido la noche anterior frente a la chimenea sino que sintió un deseo irrefrenable de adornarse de nuevo con ella y de esta forma abandonó el calor del lecho, no sin antes dedicar una sonrisa al sueño reconfortante de su compañero.

Fue hacia el diván y dejó que la gasa resbalara suave y tibia por su cuerpo. Se acercó a la celosía del ventanal y descubrió una de esas maravillas que esconde el mundo para evitar que sea corrompida por la mano del hombre. De repente se sintió protagonista de un cuento de Las mil y una noches. Aquello era un remanso de paz hermoso, relajante y excitante. Venus aún se dejaba contemplar en el cielo mientras que el tono anarajando que nacía en el horizonte se confundía con el de las dunas que se mecían con lentitud pasmosa, sin prisas, sin horarios. Un estremecimiento de placer recorrió su cuerpo justo a la vez que sintió como le rodeaban unos brazos. Su compañero se había deslizado silencioso y colocado detrás de ella para abrazarla. Sintió como la apretaba contra él y comprobó que estaba tan excitado como ella. Nunca podía resistirse a su contacto.

El cielo comenzó a arder ante sus ojos con el lento ascenso del sol. Allí todo era sosegado, incluso las caricias que se procuraban el uno al otro, pese a que el corazón marcara un acelerado ritmo a la respiración. Se recorrían lentamente, deteniendo el tiempo en cada palmo de piel. Sus manos se apoyaban en los muslos y la gasa de la chilaba se deslizaba acariciadora con su movimiento, una caricia que ascendía y descendía entre sus piernas y que la hacía derramarse de placer. Su mano se coló por la abertura de la gasa que había ascendido casi hasta las caderas y sintió como aprisionaba su sexo con ella y como se extendían los dedos para introducirse en su interior. Con la otra mano agarraba uno de sus pechos que parecían a punto de estallar y poco a poco la fue llevando hasta el diván donde la liberó para desprenderla de la chilaba y dejar que se tumbara. Se echó sobre ella, y el placer de sentir el calor de su cuerpo pegado al suyo aceleró sus pulsaciones. No había que correr, no había necesidad. Se habían desprendido de todo aquello que les recordara el paso del tiempo y por eso se deleitaban con el simple placer de rozarse, con el placer de descubrir la excitación en la mirada del otro. Y volvían de nuevo a recorrerse, a perderse por los rincones donde cada uno temblaba con el contacto de otra piel, de una mano, de una boca que le tragaba, de una lengua que acariciaba y humedecía aún más.

Podía todo ser un sueño, quizás ni siquiera lo hubieran soñado tan perfecto, pero no, esta vez ella abría la boca y le sentía tenso en su paladar y pasaba la lengua despacio por su glande y lo sentía palpitar entre sus manos y podía subir despacio lamiendo sus ingles e incluso podía echarse sobre él y notar su corazón latir al mismo ritmo que el suyo. Allí incluso, podía rodar y quedar bajo su cuerpo y arquearse cuando los pezones llegaban a su boca, cerrar los ojos de pura dicha cada vez que su miembro rozaba su sexo. No había prisas pero sus sexos estaban a punto de estallar y no lo demoraron más. Se hicieron uno como si estuvieran hechos para estar unidos. Su polla se adentró en ella sin ayuda y fue recibida por un gemido de placer que salió de su boca. Se movían al ritmo que lo hacían allí las cosas, acompasadamente y recreándose en ese ir y venir de dentro a fuera. Y en ese continuo retorno, sentía su polla cada vez más dura, hasta que ella perdió el control de su sexo cuando en un profundo embite empezó a contraerse y a oprimir y liberar a un miembro que a su vez, lanzaba cálidas oleadas de semen en su interior sin que ya ninguno pudiera parar la explosión que se desataba entre sus piernas. El instante en el que todos los sentidos habitan una dimensión distinta, donde por un momento se abandona lo terrenal como si fueras eyectado a la velocidad de la luz a un espacio desconocido que solo te está permitido habitar una fracción de segundo, y de donde vuelves habiendo renacido.

El amanecer ha dado paso a la mañana y el sol nos ha pintado relucientes estrellas en las paredes de la habitación al colarse por los huecos de la celosía. El mundo se ha quedado muy atrás en el recuerdo. Allí todo es serenidad y placer. Un golpe suave de nudillos anuncia nuestro desayuno...


Ofra Haza - Im Nin'Alu & Galbi (Razormaid Mix)

martes, 30 de noviembre de 2010

Te acuerdas...

Es curioso. Hoy llegaba a casa decidida a dar por finalizado un documento que había empezado a redactar hoy en la oficina y que pese a que tenía el compromiso de tenerlo dentro de una semana, les han entrado los nervios y les he dicho que lo tendrían mañana. Pero, al arrancar el ordenador he cometido el error de abrir primero el correo. Y allí estaba él. Un mensaje que empezaba: Te acuerdas... Y he comenzado a navegar por mis recuerdos mecida por las palabras. De repente me he visto en otro tiempo, en otra casa, en otra compañía. Y he recordado... Y he revivido y resentido.

Pasaba por el pasillo e hice un alto en la puerta del despacho. Una mesa de trabajo, un ordenador, un chico emocionado esperando que la pantalla le devolviera la magia de sus programas. Una música de fondo, esa música que sonaba una y otra vez y que acabaría por convertirse en la banda sonara de una vida. La botella de vermut y la expectación. Todo aquello inundaba su mundo de antaño. Y yo miraba y esperaba. A veces pasaba de largo sonriendo. Otras, me colaba allí mismo y esperaba para ver qué nuevo mundo pintaban los pixels. Un día apareció un hombrecillo en la pantalla y no solo eso, sino que podia viajar a través de sus pliegues y redescubrirlo en cada rincón. Fractales. Algo tan desconocido para mi y tan fascinante que saliera de sus manos... Sé que la emoción del que lo crea es grande, pero la del ignorante que ve surgir formas llenas de color que se retuercen y esconden los secretos de la creación en los rincones más inéditos, no lo es menos. Por eso y más, un halo de magia envolvía esos días la casa. Tras horas de trabajo, noches ante el ordenador y el vermut que se hizo también con el protagonismo del descubrimiento, se perfeccionaba el método. Las paletas de colores envolvían las imágenes para convertirlas en preciosos tesoros y todos los días había alguna maravilla que explorar. Jugando a ser Dios, un capítulo de su vida que yo viví emocionada.

Esto formaba parte de la banda sonara y esta en particular por una razón. Verte coger la guitarra, escuchar los primeros acordes y oirte cantarla, era un placer para mis oídos. Uno de tantos que tuve ocasión de disfrutar. Qué impresionante actuación la de este vídeo, verdad?

Jethro Tull - Thick As A Brick (Madison Square Garden - 1978)

Illusion

En uno de esos momentos en los que me da por pensar sobre el sentido de la vida, ahora que tan fuera de control está la mia, he acabado por concluir que una medicina estupenda para este mal, es la ilusión. Esa ilusión que cuando se aloja en mi mente, hace que desaparezca todo aquello que me agobia, hace que por un instante toda preocupación parezca un sinsentido, hace, que sonría y sueñe, que luche y olvide, que me levante para seguir caminando. Hace que me crea capaz de afrontar el hoy y el mañana y que muchas noches, cierre los ojos complacida de que estés ahí.

ilusión.

(Del lat. illusĭo, -ōnis).

1. f. Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos.

2. f. Esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo.

3. f. Viva complacencia en una persona, una cosa, una tarea, etc.


Cada una de estas acepciones tiene un denominador común que no es el de la palabra que definen, cada una evocan en mi algo distinto y todas ellas tienen al final, el mismo nombre propio.

No sé donde tropecé con este tema pero ya lleva un tiempo conmigo y me gusta, espero que a ti también. Es de esos temas que te reconcilian con el mundo aunque no digan exactamente lo que uno quisiera decir.

Das Pop - You (2006)

viernes, 19 de noviembre de 2010

Cuatro qué?

Por fin es viernes, me siento delante de este trasto a las 22:30 de la noche después de estar todo el día de acá para allá y voy a ver las noticias que publican los periódicos. Bueno, realmente no es así. Me he acercado a El Mundo por ver si aparecía por algún lado el comunicado que han firmado más de 120 periodistas de este periódico en contra de Salvador Sostres, por los comentarios expresados en un programa de Telemadrid, donde además de lo bochornoso de sus palabras, encima el plató estaba lleno de niños. Para el que no conozca estos comentarios, aquí dejo el enlace Otro hijo puta que anda suelto.

Pero no era de esto de lo que iba a hablar puesto que ya se ha hablado por todos los sitios y si lo hiciera yo también, no sabría muy bien como contener mi lenguaje, sino que en mi búsqueda he llegado hasta la sección en la que ponen Lo más destacado de Expansion.com y me encuentro con un enlace que dice:

Telefónica usa Tuenti como operadora 'low cost': llamadas a 4 cm por minuto

Se me han puesto los ojos como platos y no he seguido leyendo más. Mañana mismo voy a llamar a Vodafone a ver a cuantos centímetros cobran ellos las llamadas y de qué tienen que ser exactamente, porque quizás me salga más a cuenta que pagársela en euros y con un poco de suerte puedo pagarles con unos cuantos metros de cinta adhesiva de aluminio para que se la enrollen unas cuantas veces alrededor de la boca al impresentable Salvador Sostres. En fin, que el nivel cultural de este país va cada vez mejor, entre lo que dicen y lo que escriben...

Después de más de dos meses de inactividad bloguera debido a mi situación laboral, reaparezco no sé si para quedarme o para tener que marcharme de nuevo. Wild World... y qué lo digas!!!

Love Is Colder Than Dead - Wild World (1991)

jueves, 9 de septiembre de 2010

Atrapando un instante





Hay momentos en los que uno se pierde felizmente por los recovecos de la memoria y lo que entran son ganas de que un tibio otoño se haga un ovillo a tu lado mientras ves resbalar las primeras gotas de lluvia en los cristales.



Donots - Stop The Clocks (2008)

viernes, 3 de septiembre de 2010

Faros


Podría ponerme a horcajadas sobre ti
y dejar que te derrames cálido en mi.

Podría perder el sentido enredada en tu cuerpo,
arquearme con cada embestida,
dilatar el tiempo para hacerlo eterno.

Acariciar cada palmo de ti.

Cerrar tus ojos y ahuyentar fantasmas.

Podría perderme en tu sexo y degustarte.
Alcanzarte la boca y saborearte.

Podría pasar una vida follándote y una eternidad soñándote.

Podría hacer tantas cosas que no hago...

Tan solo cierro los ojos y sueño con faros.





José Padilla - Adiós Ayer



domingo, 15 de agosto de 2010

Origen (2010)

Hacía mucho que no escribía nada sobre cine porque la cartelera no ofrecía nada digno de ser contado. Tropezarse con una maravilla en la gran pantalla hace que olvides todos estos meses de insulsez. Origen o Inception, el nombre original de la nueva película de Christopher Nolan, es una obra maestra. Una película de la que no puedes desviar la atención ni un solo momento por la cantidad de conceptos que maneja. La banda sonora es perfecta y viene de la mano de Hans Zimmer, otro genio que eleva el valor de todo lo que toca.

No voy a desvelar el argumento, porque vaya gracia para el que lo lea y aún no la haya visto. Solo diré que maneja elementos que a mi me resultan tran atractivos, que ya tenía mucho a su favor antes de verla. El mundo de los sueños, las paradojas, el subconsciente, escenarios cuasi reales con figuras imposibles como la escalera de Penrose que se introducen en los sueños a través de los arquitectos, los laberintos, la realidad que se pliega sobre si misma y que en muchos casos recuerda algunos de los cuadros de Escher, son conceptos que se desarrollan en la trama y que forman parte de los sueños que se viven dentro de otros sueños en distintos planos a los que se va accediendo generando cierta sensación de vértigo y donde uno llega a perderse sin tener muy clara la diferencia entre la realidad y lo onírico. Todo esto se manipula tan magistralmente que te atrapa desde el principio y es tanto lo que ofrece, que seguramente cada vez que se vea se descubrirá algo nuevo que la vez anterior se escapó.

Evidentemente, hay opiniones para todos los gustos. Pienso que la historia no es más que un intento por dar vida a todos esos conceptos agrupándolos en el único mundo donde pueden resultar creíbles. Los sueños son la abstracción de la realidad, el lugar donde casi todo es posible y jugar a manipular el subconsciente sin ofrecer escenarios como los que soñamos haría poco creíble el argumento. Más que la historia en sí (una historia de ladrones), más que la interpretación de los personajes, lo que hace para mi gusto de la película una obra maestra son las ideas trasladadas a la pantalla con unos efectos especiales dignos de elogio.

Destacaré por último el trabajo de Leonardo DiCaprio y su permanente obsesión, que me parece meritorio y por supuesto, la banda sonora que te sumerge en los sueños. Podría pasarme un buen rato hablando de la película, pero os dejo que la veais y reflexioneis vosotros. Lo que tengo claro, es que la veré unas cuantas veces. :)

Time - Hans Zimmer (BSO Origen) - 2010

lunes, 9 de agosto de 2010

Jódete y baila

Esta entrada la escribí hace unos meses y se quedó ahí, como borrador que no acabó por ver la luz. Si la rescato ahora es porque en esa época ya vaticinaba lo que iba a suceder. Esto que ahora me tiene encerrada sin remedio entre las bonitas cuatro paredes de un edificio donde no hace mucho todos bailaban encantados de la vida. Además, el tiempo ha servido para que la puesta en escena tras los ensayos, hayan acabado en youtube y pueda así ver, meses después, las caras de felicidad de unos cuantos impresentables y responsables del encierro que algunos estamos viviendo estos días. Hoy el día ha sido magnífico, total... solo he trabajado 14 horas y eso, es casi un regalo.


* * *

Marzo, 2010

Mi empresa, profundamente preocupada por la productividad, el estado del empleo y la resolución de los problemas acuciantes que vivimos, nos envió el otro día un comunicado en el que de alguna forma solicitaba que ampliáramos nuestras funciones. Jeje. El asunto del correo era: Si quieres buen rollo, abre este mail. Malo. Cuando aquí hablan de buen rollo es que te la van a meter doblada. Pero bueno, la curiosidad mató al gato y abrí el correo. En él, nos daban cuenta de la última gilipollez que había parido alguien (a saber quien), con unos niveles de estrés que en nada se parecen a los que padecemos otros. Y contaban lo siguiente:

El fenómeno del "LipDub" se ha puesto de moda y en (léase nombre de mi empresa), no queremos ser menos.

Queremos hacer un videoclip corporativo en el que los empleados interpretemos una canción, haciendo playback. (la carcajada al llegar aquí, fue sonora)

¡¡Necesitamos vuestra participación!!

Os esperamos a todos para vivir una experiencia única, cantar, bailar y en definitiva pasar un rato divertido. (Desde luego, algunos tienen un concepto de lo que es una experiencia única, que dice muy poquito de la vida que llevan, jajaja).

Si teneis alguna habilidad especial: patinais, haceis malabares, capoeira o tocais algún instrumento... no dudeis en poneros en contacto con nosotros para que lo tengan en cuenta en el rodaje.

Hala, como puta por rastrojo. No solo tienes que hacer tu trabajo y el de alguno más, sino que se requieren dotes escénicas para hacer el imbécil delante de una cámara mientras que el trabajo que debería estar en la calle desde hace un mes y que de seguir este camino, acabará por hacer rodar cabezas, no es lo prioritario. Y entre tanto jijiji y jajaja, tanto revuelo como hay hoy por estos lares, que es cuando están grabando el bonito videoclip al que curiosamente se han apuntado para participar los externos que tenemos subcontratados (jeje, vaya imagen de empresa, para eso, que contraten a profesionales, no?), pues aquí estamos, perdiendo miserablemente el tiempo . Y yo me estoy meando y no me puedo levantar porque han tomado al asalto los pasillos de mi planta y en un intento por gestionar una solicitud en la mesa de un compañero, casi me enganchan pal bailoteo. Vamossss, pues solo me faltaba eso. Yo para bailar necesito un cubata en la mano, cierta penumbra en el ambiente, musicón guapo y a poder ser, buena compañía. Y aquí..., ni unas cosas, ni otras.

En fin, esto si que parece "la casa de la guasa". Veremos si no acabamos llorando por los rincones cuando nos pidan cuentas por lo que teníamos que haber hecho. Eso si que será una experiencia única.

Feliz puente para los que lo tengan. Yo este finde si que espero bailar, pero como diox manda.

domingo, 8 de agosto de 2010

Un instante y una canción

Hay ocasiones en las que una canción es capaz de hacerte sentir dichosa aunque solo sea mientras esa música y el eco de la misma, resuena en tus oídos. Son las tres de la madrugada. He vivido una semana agotadora de trabajo como no había vivido nunca antes. Y lo peor de todo, es que el trabajo aún no ha terminado, y es más que probable que la siguiente semana sea igual. Empecé la semana anterior con alguna jornada que superó las 24 horas seguidas y empecé esta otra algo más pausada pero siempre in crescendo. Desde las 15 horas del lunes hasta acabar el viernes superando lo inimaginable, 27 horas sin dejar de dar el callo. He llegado a perder la noción del tiempo, a no saber en qué día vivía, a no saber en qué día hice una cosa u otra. He llegado casi a perder el conocimiento de puro agotamiento. Me ha costado más de un día recuperarme y hacerme de nuevo a los horarios de los mortales.

Necesitaba airearme, aunque esto sea un decir, ya que la temperatura a estas horas no baja de los 30º y el aire se ha debido de quedar enredado en algún lugar muy lejos de aqui. De cualquier forma, necesitaba salir, ver las caras de la gente, tomar unas cervezas fresquitas, cenar como es debido, mantener una charla animada, disfrutar de un buen mojito, escuchar hablar a los demás, observar las calles llenas de gente en pleno agosto, escuchar las sirenas de las ambulancias o los coches de policía que recorren las calles habitualmente. Necesitaba ubicarme nuevamente en esta ciudad y recuperar sensaciones perdidas. Y una vez conseguido, he llevado a M a su casa, he subido el volúmen de la música y he cogido la carretera camino de la mía. Una carretera casi desierta. He subido un poco más el volúmen de la música, he bajado las ventanillas para rescatar el aire que hoy nos estaba vetado y ha empezado a sonar esta canción.

Finley Quaye & William Orbit - Dice (2003)


Por un momento me he sentido feliz, con esa felicidad que aparece de repente como surgida de la nada pero que lo inunda todo. He aflojado el pie del acelerador para mirar a mi alrededor con el brillo que la dicha coloca en los ojos y que en la obscuridad de la noche tiñe incluso de brilantes colores hasta las sombras. Y gracias a esto, sé que estoy preparada de nuevo para afrontar una semana más perdida en otra realidad.

martes, 3 de agosto de 2010

Reflexiones pasajeras

Hacía tiempo que el aire no llegaba bien a sus pulmones, que tropezaba con la desilusión de su entorno y llegaba escaso y viciado. Hacía tiempo que el mundo aparecía desfigurado ante sus ojos. Como si un grueso vídrio deformara la percepción de las cosas. Un vidrio clavado en su retina que filtraba el exterior y lo traducía en impresiones distorsionadas de la realidad.

- Eres estúpida -se decía a sí misma.
- Lo sé, la estupidez se reparte de forma desigual por el mundo y a cada uno nos toca una porción diferente. A mi me ha tocado más de la que soy capaz de asumir.
- Pues tú misma. Si no eres capaz de ver con claridad dentro de ti, difícil lo pones para apreciar la nitidez de lo que te rodea.
- Bueno, siempre me gustó disfrutar de esa imagen turbia con que se adornan las cosas para el miope. De esta forma convertía las imágenes más bellas en el producto de un sueño y las más horrendas en la peor de mis pesadillas. Nunca tuve término medio. El gris siempre me pareció mediocre e indiferente.
- Ya. Quizás sea hora de acudir al oculista.
- No, no quiero descubrir el nítido relieve de la realidad. No quiero ver más allá de lo que ya veo. Realmente, no me importan los rasgos de los extraños, ni lo cristalino del horizonte. Yo..., sólo necesito un poco de luz interior. Un poco de claridad dentro de la maraña de emociones que me asaltan a cada momento y que en ocasiones disparan mis pulsaciones para confundir aún más mis sentidos.
- Bueno, todo el mundo se sobresalta en algún momento.
- ¿Si? ¿La gente se sobresalta consigo misma?
- Supongo que sí. El desconcierto ante aquellas cosas que nos negamos, provoca esas sorpresas.
- Vaya monólogo estúpido que mantengo contigo, ¿qué podrías descubrirme tú de mi misma?
- Quizás lo que te empeñas en ocultar. La voz de la conciencia posee una sabiduría innata.
- Je, ya te oigo a veces refunfuñar, pero paso. Si te hiciera caso necesitaría otra conciencia que me recordara mis errores contigo.
- Seríamos multitud en ese caso. No te lo aconsejo.
- Cierto, tú y yo ya somos multitud y rara vez nos ponemos de acuerdo cuando debatimos algo. Y además, esta vez ni siquiera te he preguntado. No sé que haces aquí.
- Te hago compañía, te recuerdo quién eres y lo que quieres.
- Pues hoy no quiero ni compañía, ni recuerdos. Estoy muy cansada, déjame tranquila. Tengo que dormir.


Feu Ma Mere - The Agony After (1989)

martes, 27 de julio de 2010

Dance Or Die

Jamás unas palabras impresas en algunos de los carteles que portaban los asistentes al Love Parade se convirtieron en la más cruda y trágica realidad. Cuando uno decide ir a eventos de esta magnitud o ni siquiera eso, cuando vas con toda la ilusión a ver algún concierto de tus grupos favoritos sin necesidad de que estén tan masificados, no piensa uno en la seguridad de los eventos. Se supone que los que acuden, lo hacen para disfrutar, para imprimir en la memoria recuerdos placenteros sobre la experiencia y que otros, los organizadores, han tenido que trabajar para que el acontecimiento sea lo que realmente todos esperan. Confías en que los responsables hayan realizado mínimamente bien su trabajo. No tiene uno que acudir previamente a inspeccionar las instalaciones, ni los accesos a la misma, ni preguntar el aforo de los sitios, ni estar al tanto de la cantidad de asistentes con los que te vas a encontrar. Sin embargo, parece que si uno quiere sobrevivir a los eventos es casi mejor estar al tanto de algunos detalles ya que parece que ciertos IRRESPONSABLES no tienen ni idea de lo que se traen entre manos.

Ahora llueven las acusaciones. Se lanzan la pelota unos a otros para no salir en la foto, para quitarse los muertos de encima. Qué frase tan propia. Yo solo me pregunto una cosa, la primera que me pregunté cuando oí la noticia. Si el año pasado acudieron a esta cita 1,4 millones de personas, era como mínimo previsible, que este año acudiera una cantidad similar, pero si además tienes en cuenta que cada año la cifra ha ido en aumento, lo lógico hubiera sido elegir un lugar abierto que diera cabida a semejante marea humana, un lugar que permitiera la movilidad de tal gentío. ¿A qué mente insensata se le ocurre elegir una estación de mercancias que no tiene cabida más que para 300.000 personas? Solo este dato ya me produce escalofríos. Solo pensar que demuestran no tener ni idea o lo que es peor, que la vida de la gente no tiene ningún valor para ellos, hace que me plantee el volver a acudir a cualquier manifestación de este tipo, no sea que el sobrevivir a la misma sea más una cuestión de suerte que del hecho de que se haya realizado un trabajo como es debido. ¿O no eran inútiles sino que había otros intereses por detrás?

Dance or Die. Creo que nadie llegó a bailar, pero algunos si que llegaron a morir. Eso si, ya no habrá más víctimas en la Love Parade pero la falta de responsabilidad en el trabajo, volverá a generar noticias como esta.

The Sisters Of Mercy - This Corrosion (1987)

domingo, 25 de julio de 2010

Perfect Day

Días que quedan en la memoria
Días que inflaman el corazón
Días en los que estuve y estabas
Días que fueron un todo
Días de ayer

Cada vez que escucho esto
siento haber perdido algo en el camino



Duran Duran - Perfect Day (1995)

jueves, 22 de julio de 2010

Sábado sabadete... camisa nueva y jodete

Si, así es, jodete sin el acento que sino no rima. Se parece un poco al dicho popular pero el sentido es totalmente el contrario. No sé si tendré algo nuevo en el armario, seguro que sí, o bueno, qué voy a tener si yo no guardo nada sin estrenar, pero en cualquier caso lo que está claro es que este sábado toca... joderse, aunque el temita empezó ya hace un par de días y seguramente se alargue más allá del sábado. Es mucho más explícita la imagen que he puesto que lo que yo pueda llegar a explicar y aunque el sábado no es 23 (pero casi), más o menos el mensaje de mi empresa ha sido ese: Que te den por culo. Y yo, pues ya ves, estoy como niña con zapatos nuevos. Vamos, que no quepo en mí de alegría e ilusión con semejante marrón.

El martes por la tarde recibí un sms. Justo antes de salir de currar me dijeron que tenía que preparar el traslado de unos servidores para este sábado a un centro de respaldo informático, tarea que yo tenía planificada para el sábado de la siguiente semana y contaba con diez días para organizar como es debido todo lo que había que hacer aunque ya había algunas cosas aclaradas. Por ejemplo, que este sábado no había ni camión ni técnicos, con lo que el traslado se hacía al siguiente. Era prácticamente imposible organizarlo con tres días y que además todo saliera como es debido. Y por la tarde me mandaron el sms: Tienes libertad para decidir la fecha del traslado, sería preferible que fuera este sábado pero analiza los riesgos y me informas mañana. Eres la responsable de cara a la Dirección Gral, la empresa encargada del transporte, los técnicos y el centro de respaldo. Vale, cojonudo. Llevo dos días a la carrera, colgada del tlf hablando con to dios de to los sitios, enviando correos a diestro y siniestro, planificando quien tiene que hacer qué y en qué momento. Un departamento, otro, una reunión, el transportista, la del centro de respaldo, los técnicos del centro para que se pongan las pilas.... en fin, una locura de días para los que los latidos de mi corazón no están muy preparados. Al día siguiente a mediodía cuando me tocó informar me tiré a la piscina. Dije: Vale, muy bien. Este sábado se hace el traslado.

Aún me quedan cosas por cerrar mañana pero hoy lo he dejado todo encarrilado. Mañana veré como hago para conseguir que me dejen usar el toro hidraúlico para sacar el armatoste de más de 800 kgs que hay que trasladar y para el que supuestamente ya me habían dado autorización pero el que me la dio está de vacaciones. Me han pedido fotocopia del carnet para manejarlo por si lo estropean!!!! Manda huevos, pero si a mi que se rompa el toro me importa un pimiento. Si es que hacer todas las cosas de golpe me impide que las pueda digerir en condiciones. En fin, que el fin de semana va a ser movidito, que tengo no sé cuantos teléfonos por si pasa cualquier cosa llamar a unos u otros y si la cosa se pone muy chunga me veo allí plantada en plan sargento. Y mi experiencia me dice que por mucho que planifiques y organices, siempre hay algo que no sale como está previsto y eso es lo más divertido de este trabajo. Vamos, que tengo que pasar la lista con la gente que va a ir al Centro de Respaldo para que nos autoricen la entrada y la primera que va a estar en la lista voy a ser yo por si las moscas. El lunes todos los sistemas tienen que estar operativos porque en todos ellos hay que instalar el proyecto estrella de mi empresa así que espero no estrellarme yo antes.

Y bueno, por si alguno tiene la gran suerte de hacer realidad el dicho popular del sábado sabadete pues que lo disfrute y lo aproveche que yo seguramente estaré acordándome de la madre de alguien.

Feliz finde. Hala, musiquita obscurilla para pasar el trago, Angina Pectoris que antes fueron Feu Ma Mere.

The Angina Pectoris - Last Paternoster (1992)

miércoles, 14 de julio de 2010

Astenia bloguera y espiritual

Con este calor tengo las neuronas resecas y el corazón va por el mismo camino. Escribo para no terminar nada de lo escrito y finalmente me abandono al ritmo musical de todo aquello con lo que me voy tropezando. Y así pasan los dias, con cierta sensación de que algo no acaba de salir a flote de entre las teclas y con la sospecha de que algo quedó por decir y no dije.

Como parece que la inspiración se ha ido de vacaciones, como parece que me he abrazado a un pasotismo total con respecto al mundo que me rodea, mejor dar por terminada esta verborrea con la que al final queriendo decir algo, no he dicho ná de ná.

Seguiremos con la música, mira tú por donde.

Mood Six - I Saw The Light (1987)

lunes, 5 de julio de 2010

Confusion

Necesito salir corriendo, sacudirme la tensión de estos meses, reencontrarme de nuevo. Coger un libro, irme lejos de aquí, pasear a orillas del mar, charlar conmigo misma, engrasar mi maquinaria mental que chirría. Necesito fijar la vista en un horizonte lejano, respirar aire fresco, ponerme los cascos y empaparme de música. Olvidarme por unas horas de todo y de todos, ser yo y caminar a mi lado. Asumir los errores, pensar en mañana. Necesito hacerme compañía, reorganizar mis pasos.

Y eso es lo que voy a hacer, buscar un lugar al que ir a encontrarme para luego regresar.

Creo que esta canción es una de las cosas más bonitas con las que me he tropezado en los últimos años. Una canción que le resultará muy familiar a alguien que nunca ha dejado de pasearse por esta casa y que fue quien me la descubrió. De hecho, da igual que ya sepa como se llama la canción, fue y será siempre, la Canción de Raúl y no podía tener un canal de música sin que esta canción estuviera en él.

The January's Little Joke - Confusion Song

viernes, 2 de julio de 2010

El fútbol y yo

La verdad es que no sé porqué me voy a otro lugar a decir aquello que puedo decir aquí tranquilamente. Por supuesto que todo esto no es más que mi opinión sobre un tema, uno como tantos otros de los que hablo, aunque parece que este resulta más molesto a la gente. Empezaré diciendo que evidentemente no me gusta el fútbol y no me gusta por varias razones. La primera porque como deporte, no me ha llegado a enganchar nunca, igual que tampoco lo ha hecho el balonmano, por ejemplo. Sin embargo, tampoco tengo nada en contra de la gente que le gusta el fútbol, siempre y cuando, las emociones que le provoque ver un partido, no superen los límites de lo racional y es que, pese a no gustarme, he estado en un campo de fútbol (eso si, sólo una vez y con eso, suficiente) y he podido comprobar in situ la transformación del ser humano. Pero bueno, no es de eso de lo que iba a hablar.

La segunda razón por la que no me gusta, es porque no acabo de entender qué tiene este deporte que parece abducir al personal. Y son tantos los abducidos, que por el fútbol se permiten y asumen cosas que en otras circunstancias serían impensables. Y me explico: en el mundial anterior y en el anterior, mi empresa se paralizó unos cuantos días mientras que había partido y eso que si no recuerdo mal, la selección no dio pie con bola (nunca mejor dicho). Lo cierto es que si la gente se amontonaba delante de uno o varios ordenadores para ver el partido, o se organizaban para verlo en el televisor que había en otra planta, o se iban al bar de enfrente a verlo, pues no pasaba nada, se hacía sin ni siquiera pedir permiso y con el convencimiento de que no les iban a decir nada.

El caso es que lo normal no es que me preocupe demasiado por todo esto que estoy escribiendo pero lo cierto es que cuando no se trata de un partido de fútbol de fin de semana, sino que lo que tenemos entre manos es un Mundial, pues mi coco se dispersa en pensamientos variopintos y más, un año como este donde no es que vivamos una situación para echar cohetes. Cada día de partido me invade el placer y la tristeza al mismo tiempo. Placer porque si aprovechas para moverte por la ciudad es como pasear una mañana de domingo y tristeza porque la gente en general por una vez se pone de acuerdo en algo, pero ese algo, da la casualidad de que es el fútbol.

Podría decir muchas más cosas, pero creo que se entiende la reflexión y no me apetece profundizar más en el hermanamiento que se consigue con un balón de reglamento y lo difícil que es conseguirlo para luchar contra aquellos que nos hacen pagar de nuestro bolsillo sus incompetencias.

Y para evitar de nuevo malentendidos, aclaro que estoy generalizando con respecto a la gente. Porque como siempre, hay de todo en la viña del señor. Y además, para rematar el post, buscando una imagen que no lo haga muy cansino, me he tropezado con una entrada en un blog que me ha gustado, así que os dejo con ella: Por qué no me gusta el fútbol


Box Of Toys - Precious Is The Pearl (1984)

domingo, 27 de junio de 2010

Vengo Follada De Casa


Ya lo he decidido. Me la compro. Cuando mi amigo haga el pedido de camisetas a La Seta Loca, se la encargo.


En vista de los últimos acontecimientos y de las metamorfosis que sufren algunos sin que encuentres las palabras adecuadas para revertir el proceso y quitarte al calamar de encima, lo mejor es llevar el mensaje tatuado en la camiseta para que lo vayan asimilando.


Aunque visto que el alcohol parece que les afecta al oído o a las entendederas, tampoco creo que esto surta mucho efecto.


En fin, que a veces salir a pasarlo bien se convierte en una lucha de sexos que se traduce en que llegas a casa más cabreada que una mona.



Apple Boutique - Love Resistance (1987)

viernes, 18 de junio de 2010

Atardecer de los sentidos

No podía más. Por un momento, sintió la necesidad de abandonarse a los sentidos y salió del apartamento buscando el lugar al que dar rienda suelta a aquello que bullía en su interior desde hacía ya demasiado tiempo y que justo allí, se intensificaba y lo sentía fluir por todo su cuerpo. Se acercó decidida a la orilla del mar. Los pequeños cantos rodados de la playa la convertían en el lugar idóneo. Nadie paseaba por allí salvo una pareja de lesbianas que en un momento dado se acercaron, no lo suficiente, con su perro al que hacían corretear. Empezaba a anochecer y el cielo se hacía uno con esa línea imaginaria que lo separaba del mar. El oleaje era tan leve, que mecía lo justo el deseo que ardía en su interior, calmando así la ansiedad de los últimos días. Era un bonito atardecer el que empezaba a adornarse de colores. Miró hacia ese cabo que quedaba a su izquierda. Un saliente rocoso adornado por una torre vigilante donde parecía haberse enredado un jirón de nube que se había teñido con el rosáceo ocaso del sol. Sabía que unas pocas millas más allá estaba la razón de su deseo y ese pensamiento no hacía más que acelerar aún más sus pulsaciones.

Estaba allí sentada, sola, aspirando el aroma que traía el vaivén espumoso. Grabando el paisaje en su retina. Enredándolo con las imágenes que de él se proyectaban sin cesar en su mente. Escenas que no habitaban más que en su memoria y que se empeñaban en ser las protagonistas de sus días. Y es que allí, era capaz de respirarle, de reconocer la unión del salitre con los primeros fluidos que brotaban de su sexo y aumentar así el deseo de saborearle. Imágenes de mil caricias aceleradas, de cuerpos que se recorren, de bocas que humedecen la piel por donde pasan, de manos que se pierden en la humedad del placer, que se esconden entre sus piernas junto a oleadas de calor, de sexos que explotan casi antes de que les alcance la húmeda caricia de las bocas. Y un suave oleaje se derrama en sus oídos al compás de sus jadeos para melodiar el placer de follarse, de recorrerse, de excitar sus cuerpos hasta llegar a penetrarse y embestirse con la cadencia del mar. En un ir y venir de su miembro dentro de ella que le hace estremecer sus entrañas y perder el sentido, deseando y retrasando el empuje que les haga estallar, que inunde de dulces secreciones ambos sexos, el momento del gemido final, ese en el que abandonarse a las contracciones del goce, cuando se abandona y se diluye el mundo por un instante. Ese momento que se atrapa en la memoria para siempre.

La brisa le trajo el dulce aroma del mar. Unas voces se acercaban a la playa. Miró una vez más el saliente rocoso de su izquierda y respiró hondo. Su corazón aún latía con fuerza. Venían a buscarla y se puso en pie. Sintió su sexo mojado, sonrió para sí y echó a andar.

* * *
Feliz Fin De Semana



Starlet - When Sun Falls On My Feet (2002)

viernes, 11 de junio de 2010

Una tiparraca que me empieza a tocar los huevos

Bueno, hace realmente mucho tiempo que no escribo absolutamente nada por aquí y es que lo que inicialmente fue un alejamiento por temas de curro, se convirtió de buenas a primeras en una auténtica pesadilla vivida al lado de mi hijo que me ha apartado de todo, incluso del trabajo. Apenas nos hemos visto libres de ella hace un par de días, coincidiendo justo con un comentario que me dejaron en la anterior entrada donde me comunicaban que me habían plagiado uno de mis posts.

En esta ocasión me resultó un poco triste la historia de esta tiparraca que no tiene ni imaginación, ni vivencias como para llenar de contenido su blog. Efectivamente el link que me dejó Menda me llevó a mi entrada de Black Is Black con sus puntos y comas, con mi vídeo de Youtube y con todo aquello que rememoré al escribirlo, pero en esta ocasión, salido de una SINVERGÜENZA. Y si me atrevo a calificarla así es porque cuando se ha visto descubierta no ha cerrado el blog como en su día hizo el de La autopista de la vida o se ha disculpado (impensable totalmente), o podia haber dejado de publicar un tiempo, no, la tía con todo su morro ha decidido arremeter con saña contra quien nos alertó del tema.

Ya no es que resulte penoso, es que llega un momento en que te toca los huevos el morro y la devergüenza de la peña y si hasta el momento, lo único que hice fue agradecerle a Menda el aviso, ahora, yo también he tomado medidas al respecto.

No quería volver al ruedo con un post semejante pero la mala leche en muchas ocasiones ha conseguido despertarme del letargo bloguero y esta es... una más.

Meiga-Maica o como quieras llamarte, por mucho que copies y pegues, nunca tendrás categoría suficiente. En tu blog siempre habrá posts que dejarán al descubierto el fondo que hay en tí y la podredumbre que te rodea. Seguro que tu vida es estupenda. Sigue así corazón, que lo haces muy bien. Ya hemos comprobado también la cantidad de seguidores que tienes y el poco interés que despiertas y es que, picotear de aquí y de allá genera una amalgama tan poco creíble que no hay quien te aguante.

Bueno, como he comprobado que te gusta el sonido ochentero de nuestras fronteras (o ese post también se lo has copiado a alguien?), pues aquí te dejo una muestrita. Que te aproveche.

Las Vulpes - Me gusta ser una zorra

PD - Bueno y ahora, a ver si me pongo al día con mis amigos que esos son los que realmente merece la pena visitar.

lunes, 12 de abril de 2010

Stand by

En vista de que mi tiempo libre se ha visto reducido a la mínima expresión, que el trabajo absorbe todas mis energías y que cuando ya por fin me siento, una vez concluidas todas las obligaciones, mi cabeza tiene tal embotamiento que me impide siquiera el contestar a vuestros comentarios y el darme un paseo por vuestros blogs, he decidido apartarme un poco de la vida blogueril hasta que amaine un poco la tormenta si es que eso es posible. Ni siquiera el fin de semana me ha permitido tener un momento de tranquilidad y mi correo se va llenando de comentarios sin responder y de correos por contestar.

Me gustaría pensar que esto tendrá un final, que no me veo de nuevo atrapada por un trabajo agobiante que no me deja un momento de respiro, como ocurría no hace demasiados años, pero la verdad, es que a corto plazo no parece que la cosa vaya a mejorar.

Pues eso, que ya no doy mucho más de si. Espero, deseo, volver a leeros muy pronto.

Muchos besos.

Me iba a ir sin poner música, pero dado que hay unos cuantos vídeos en mi canal que aún no han aparecido por aquí, pues para no perder la costumbre, algo de aquello que me gusta escuchar. Pensar en helicópteros me recuerda el viajecito que me pegué en uno de ellos para disfrutar desde las alturas de las cataratas del Iguazú. Un viaje que no me importaría nada repetir.

Escape With Romeo - Helicopters In The Falling Rain (1999)

miércoles, 7 de abril de 2010

Y van dos...

Hoy estoy al borde del colapso en el curro. Después de un duro y frío invierno, aprovechando que llevamos unos cuantos días de sol y de cálidas temperaturas, se me ha ocurrido esta mañana plantarme la minifalda vaquera que estaba muerta de asco en un cajón desde... yo que sé cuando. He entrado acelerada a trabajar con la planificación mental de qué cosa hacer en cada momento para sobrevivir a lo que me esperaba hoy. Cerrar una planificación, reunión, charlas al teléfono para aclarar dudas, dos implantaciones que vigilar y con las pulsaciones aceleradas porque el tiempo se me echa encima. Son las doce de la mañana y he correteado de acá para allá cerrando temas con la gente.

Una cabeza asoma por encima de la mampara que me aisla un poco del resto del personal. Es el impresentable de mi jefe. El cabrón con pintas. Yo al teléfono y él haciendo señas para que vaya al despacho cuando acabe de hablar. Qué narices querrá ahora, lo que me faltaba. Me levanto y cojo el cuaderno de parapeto cuando le descubro a mi lado.

- No, deja el cuaderno. Solo quiero que veas un correo antes de mandarlo para ver que te parece.

(Vaya hombre, siempre manda lo que le sale de los huevos y hoy quiere que le dé mi opinión.)

Vale, dejo el cuaderno y nos acercamos al despacho. Me asomo a su pantalla para leer lo que tiene escrito.

- No, mujer, siéntate y léelo tranquilamente.

(Hay que joderse. El otro día me da el alto metro y medio antes de llegar a la mesa. Hoy, me tenía que sentar)

Pues si señor. Me he sentado, pero para leerlo tranquilamente como él quería he metido bien las piernas debajo de la mesa. Lo he leído. Muy bien, me parece perfecto.

- ¿Lo entiendes? -me dice

(Hombre, te crees que soy gilipollas o qué. No sólo sé leer y comprender, sino también interpretar que te importa tres cojones que entienda o no lo que has escrito. Que precisamente hoy tenía que sentarme en tu escritorio para darte el VºBº a tus correos. )

Dos veces en la misma semana ya es mucho, eh? Hala, chaval, me voy a seguir con lo mío que tengo taquicardias de la cantidad de cosas que tengo para hoy. Ni siquiera me voy a cabrear como el otro día porque no tengo tiempo. Que usted se la menee bien. Agur.

Voy a ver si bajo el ritmo de pulsaciones y continúo con el resto del día.

The Housemartins - Flag Day (1986)

lunes, 5 de abril de 2010

¿A ti te gusta que te miren la polla cuando hablas?

Bueno, alguno en un alarde gracioso me diría que si, pero dudaría que fuera cierto. Es bastante desagradable mantener una conversación y que tu interlocutor en lugar de mirarte a los ojos, dirija su mirada a las tetas y más aún cuando no estamos en igualdad de condiciones. Quiero decir que estar informando de algo a un tío que se encuentra repanchingado en su sillón delante de su escritorio mientras que tú estás de pie soltando el rollo ya es de por sí una situación, para mi gusto, algo carente de educación porque qué menos que te digan que te sientes. Pero no, a algunos individuos les encanta verte ahí plantada, sin haber llegado siquiera a la mesa porque parece que te dan el alto metro y medio antes, y desde su perspectiva te interrogan. Y lo malo no es sentirse interrogada, sino que el buen señor, en lugar de prestar atención a lo que estás diciendo, se regodea mirándote las tetas. Y te entran ganas de decir: so gilipollas, ¿qué estás mirando? ¿me estás escuchando? Pero claro, como le vas a soltar semejante frase al jefe. Así que no sabe una muy bien donde meterse mientras la mala hostia va en aumento a medida que la conversación se dilata. Por cada palabra que dices, en tu mente reverbera un "valiente cabrón" y acabas saliendo más cabreada que una mona del despacho.

Hace unos años tuve un jefe que hacía tres cuartas de lo mismo, solo que este más que un cabrón, era un pobre infeliz, lo cual no hace que resulte menos desagradable el tema, porque además daba la sensación de que se te quedara pegado a los pezones. Y mientras que lo de hoy ha sido una anécdota, con este otro, era el pan nuestro de cada día. Me resultaba tan incómodo que opté por acercarme siempre con un cuaderno a modo de parapeto.

Joder, a mi los tíos me gustan pero no se me ocurriría nunca anquilosar la mirada en el paquete de nadie manteniendo una conversación de trabajo, por mucho que me gustara el tío. Si estamos tomando una copa y me miras las tetas, por lo menos tendré la opción de quejarme si es que me resulta desagradable, pero no utilicemos los despachos y nos aprovechemos del poder para hacer lo que nos salga de los huevos. Que sois unos capullos de mierda por mucho despacho que os adorne.

Mira, parece que necesitaba un cabreo de estos para desentumecerme bloguerilmente. Y para musicalizar el post, que mejor que la portada de este album de los Spiritual Front que está lleno de estupendos temas. Otro de los grupos que me descubrió el amigo simplexia.

Spiritual Front - Love Through Vaseline (2006)

lunes, 22 de marzo de 2010

Black Is Black

Venga, este post para romperle los esquemas a más de uno. Que ya me han dicho en el tube que los tripis no me sientan bien. Jeje.

Este fue el primer vinilo que tuve en mis manos. Lo tenían los padres de una niña con la que solía jugar a menudo en su casa y recuerdo perfectamente el día que lo pusieron y la primera vez que lo escuché. Me quedé hipnotizada con él. A partir de ese día, cada vez que iba a esa casa les pedía que me pusieran el disco y debí de ser tan pesada, que incluso me enseñaron como hacerlo yo solita. Así que se convirtió en una razón más para ir de visita y disfrutar poniéndolo en el tocadiscos, agarrar despacio el brazo y colocar lentamente la aguja sobre él. Obviamente, hace una eternidad de todo eso. Los recuerdos que tengo de la música que se escuchaba en aquella época en la mayoría de las emisoras de radio, estaban bastante alejados de ese tipo de música. También es verdad que era mi madre la que elegía la emisora y que yo aún no tenía esa curiosidad musical que se va fraguando con los años en los niños. Así que casi podría decir que no solo era el primer vinilo que vi en mi vida, sino también la primera canción que me cautivó. Me gustaba y creo que no dejará de gustarme nunca.

El otro día, ya que decidí que se merecía un hueco en mi canal por lo que significó para mi, estuve leyendo algo sobre este tema. La canción llegó a ser número 2 en las listas de ventas de Reino Unido, en una época en la que raramente algún grupo español tenía alguna repercusión fuera de nuestras fronteras y que supongo se vería favorecido por el hecho de que estaba cantada en inglés. Era precisamente en Londres donde el grupo grababa sus canciones y donde, según las condiciones impuestas por el Sindicato de Músicos, los componentes del grupo no tocaban los instrumentos, de forma que solo las voces pertenecían a los componentes de Los Bravos. Y ya como curiosidad, que no está confirmada en ningún sitio, se dice que el propio Jimmy Page participó en la grabación de este tema. Hala, chúpate esa.

Que tengais feliz semanita. :)

Los Bravos - Black Is Black (1966)

viernes, 19 de marzo de 2010

Volvemos a insistir: Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet

Todo parece indicar que el Consejo de Ministros aprobará hoy viernes en Sevilla, en pleno puente de San José, como quien no quiere la cosa, ese engendro llamado «Ley de Economía Sostenible», que incluye la conocida como «Ley Sinde», que permitirá el cierre de páginas web en sólo cuatro días. Y todo parece indicar también que lo hará sin modificación alguna a pesar de los informes negativos de distintos órganos consultivos.

Desde mi casa me uno al resto de blogs que una vez más republican el manifiesto conjunto del pasado mes de diciembre ante lo extremadamente grave que parecía y parece el asunto.




Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

miércoles, 17 de marzo de 2010

My Way: Magni & Franky

Hoy he ido a una de esas carpetas de música en las que guardo no sólo algunas canciones, sino también un cachito especial de mi con cada una de ellas. Me apetecía viajar un poco en el tiempo. A un tiempo que a veces con los años se convierte en mejor de lo que fue porque se desprende de aquello que es innecesario para nuestros recuerdos. Hoy me apetecía escuchar su voz. Me apetecía, eso precisamente, escuchar La Voz. Y de todos los temas que he escuchado, hay uno que me devuelve imágenes y sensaciones que se mantendrán en mi memoria como si las hubiera fabricado ayer.

Tardes al salir del trabajo, cuando el trabajo era un lugar más amable de lo que es ahora pese a ser el mismo. Cuando el tiempo para disfrutar era mayor de lo que es ahora. Tardes en las que había lugar para muchas cosas y donde yo solía encerrarme en mi casa con mi amigo Magni "El Magnifico" a charlar, mientras que nos tomábamos unas copas y mientras la música del tocadiscos sonaba de fondo. Ese Magni del que tantas cosas aprendí y que tantos esfuerzos mentales me obligaba a hacer con cada charla o cada debate, entre copa y copa, entre ida y vuelta del tocadiscos al sillón. A veces nos plantábamos delante de los discos para acabar sentados en el suelo revolviéndolos hasta dar con el que nos apetecía escuchar. Seguro que si hoy le preguntara, le vendrían a la mente unos cuantos temas que acabaron siendo épicos en nuestra historia particular. Este era uno de ellos. Era imposible resistirse a la voz de este hombre y este tema no dejará nunca de provocarme un escalofrío.

Yo no soy muy dada a las distancias cortas cuando se trata de bailar. Sería casi una novedad el que yo bailara "agarrados de esos" que a la gente le gusta. Pero reconozco que esta canción la he disfrutado con Magni como pocas veces en mi vida. Porque no hay nada como dejarse estremecer con ella, nada mejor que dejarse abrazar y envolver mientras retumbaban las paredes con la impresionante voz del magnífico Franky. Una antesala perfecta para lo que vendría a continuación.

Frank Sinatra - My Way (1969)

lunes, 15 de marzo de 2010

Sunshine and Desire

Hace un día de radiante sol que convierte la dicha de follarte en un placer para los sentidos que me gusta rememorar con cada rayo que me toca.

Eres, la composición hipnótica que resuena en mi mente sin cesar.

La que se inicia lenta a golpe inquisidor de piano, acariciando las teclas con tesón y despertando mis instintos.


La que incita al teclado buscando compañia en la melodía y que se repite una y otra vez para hacer tambalear mi deseo en suave aleteo.


La que se retuerce sobre si misma y se adorna de sonidos, de voces ininteligibles que se adentran en nuestras cavidades para arrastrarnos allí, donde siempre acabamos por encontrarnos.


Donde las llamas abrasan.

Donde nada nos toca, salvo las caricias que inventamos.

Donde nada nos derrota, salvo el deseo encendido.

Donde nos licuamos y salivamos por el devenir.


La enloquecedora melodía que resurge frenética en los oídos.


La que sin abandonar la locura de la lírica, se deja mecer y acariciar en un vaivén de hormonas que me embisten y me asaltan, trastocando la realidad en un suave levitar de sensaciones que se enroscan alrededor tuyo para poseerte.


Para alcanzar aquello de ti que tú mismo desconoces.


Y te saboreo y succiono en ese estado febril que se alarga en el tiempo en misterio insondable, pero cierto.


Eres, la dulce melodía, la locura del deseo. Amor y pasión que estalla mil veces escondida y desconocida para los demás, en el obscuro rincón donde habita mi sexo.


Wim Mertens - Maximizing The Audience (1984)

miércoles, 10 de marzo de 2010

Curio-sex-sidades

El otro día me estuve riendo un ratejo leyendo un artículo. Así que os cuento algunas cosas de las que decían y vosotros mismos.

Orgasmos mentales: Dice un sexólogo que el sexo está en la cabeza (yo por el contrario sostengo que algunos piensan con la polla, que es un poco distinto, pero bueno). Lo que vienen a explicar es que no es necesario tener genitales para tener orgasmos, lo cual tampoco es mucho decir. Eso sí, si no tienes genitales, ni tampoco imaginación, digo yo, que estás un poco perdido. Aunque hay casos que ni genitales, ni imaginación, ni ná. Y si no, que le pregunten a la mujer esa que tiene orgasmos lavándose los dientes. Creo que los tiene relucientes de tanto lustre como les saca.

Orgasmos post-mortem: Esto se da un poco de bruces con el punto anterior, porque aquí lo que plantean es precisamente lo contrario. Es decir, que cuando se produce la muerte cerebral pero el corazón aún funciona, estimulando los nervios sacros se pueden llegar a tener orgasmos. Según una especialista en muerte cerebral, es técnicamente posible. Otra cosa es, que a ver quien practica esto. Y de qué sirve, por otra parte? Tendrás orgasmos como un acto reflejo consecuencia de la excitación de tu zona erógena, pero no sentirás nada, no? Aunque yo por si acaso, me encargaré de decírselo a un buen amigo en caso de verme en tal situación. Todo sea que resucite de la emoción.

Esta otra historia es buenísima.

Dime como caminas y te diré como te corres: Un estudio de una Universidad, que para el caso da lo mismo, asegura que se puede saber por la forma de caminar de una mujer, qué tipo de orgasmo tiene. Dicen que, "aquella en la que la suma de los datos relativos a la longitud de la zancada y el grado de rotación de la columna vertebral es mayor, los tiene clitoridianos". Y eso como se come? Es mayor con respecto a qué? Como se mide el grado de rotación de la columna vertebral? Con la escuadra, el transportador? Ya he dicho algunas veces, hablando sobre estudios de este tipo, que se emplea mucho tiempo y dinero en averiguar unas chorradas de campeonato. Que a mi no me aportarían nada nuevo que yo ya no sepa, y eso en el caso de que acierten y que no creo que haya nadie a quien le interese a priori qué tipo de orgasmos tengo, no? Ya solo me faltaba que además de tener que ser rubia (o morena, según los gustos), que tengas que tener las tetas grandes (en esto parece que coinciden todos los gustos) y un buen culo, también te vengan exigiendo un tipo de orgasmos específicos. Joer, pues los hay sibaritas, oye.

Venga y ya la última, que también es curiosa:

¿A qué huele el semen? Una divulgadora sexual comentó en una videoconferencia que el de un hombre joven desprende un aroma fresco (jeje, eso ya se sabe, los yogurines siempre están fresquitos) mientras que en los varones maduros, huele a castañas. Jajajaja. Hombre, yo aprendí que podía oler/saber a manzana pero lo de las castañas, me acabo de enterar. Un ginecólogo alemán (defensor de los juegos preliminares, no sé porqué aportan este dato, pero por si acaso, yo también los defiendo, jeje) riza el rizo diciendo que se podía detectar en el aliento de una mujer una hora después de haber tenido relaciones sexuales. Ejem, pues nada, señal de que se lo ha pasado estupendamente.

En fin, de lo que se entera uno y que al final, no vale pa ná. Mira, me viene que ni pintado este grupo para acompañar el post. Aroma Di Amore y su Zij Is Blij, que a saber lo que significa . Jajaja.

EDIT - Para el que no entre en los comentarios y tenga curiosidad, el amigo beblack me ha sacado de la ignorancia esta que me acompaña, Zij Is Blij significa, Ella está feliz. Vamos, lo que yo decía, que ni pintao el tema para el post. :)

Aroma Di Amore - Zij Is Blij (1986)