lunes, 5 de abril de 2010

¿A ti te gusta que te miren la polla cuando hablas?

Bueno, alguno en un alarde gracioso me diría que si, pero dudaría que fuera cierto. Es bastante desagradable mantener una conversación y que tu interlocutor en lugar de mirarte a los ojos, dirija su mirada a las tetas y más aún cuando no estamos en igualdad de condiciones. Quiero decir que estar informando de algo a un tío que se encuentra repanchingado en su sillón delante de su escritorio mientras que tú estás de pie soltando el rollo ya es de por sí una situación, para mi gusto, algo carente de educación porque qué menos que te digan que te sientes. Pero no, a algunos individuos les encanta verte ahí plantada, sin haber llegado siquiera a la mesa porque parece que te dan el alto metro y medio antes, y desde su perspectiva te interrogan. Y lo malo no es sentirse interrogada, sino que el buen señor, en lugar de prestar atención a lo que estás diciendo, se regodea mirándote las tetas. Y te entran ganas de decir: so gilipollas, ¿qué estás mirando? ¿me estás escuchando? Pero claro, como le vas a soltar semejante frase al jefe. Así que no sabe una muy bien donde meterse mientras la mala hostia va en aumento a medida que la conversación se dilata. Por cada palabra que dices, en tu mente reverbera un "valiente cabrón" y acabas saliendo más cabreada que una mona del despacho.

Hace unos años tuve un jefe que hacía tres cuartas de lo mismo, solo que este más que un cabrón, era un pobre infeliz, lo cual no hace que resulte menos desagradable el tema, porque además daba la sensación de que se te quedara pegado a los pezones. Y mientras que lo de hoy ha sido una anécdota, con este otro, era el pan nuestro de cada día. Me resultaba tan incómodo que opté por acercarme siempre con un cuaderno a modo de parapeto.

Joder, a mi los tíos me gustan pero no se me ocurriría nunca anquilosar la mirada en el paquete de nadie manteniendo una conversación de trabajo, por mucho que me gustara el tío. Si estamos tomando una copa y me miras las tetas, por lo menos tendré la opción de quejarme si es que me resulta desagradable, pero no utilicemos los despachos y nos aprovechemos del poder para hacer lo que nos salga de los huevos. Que sois unos capullos de mierda por mucho despacho que os adorne.

Mira, parece que necesitaba un cabreo de estos para desentumecerme bloguerilmente. Y para musicalizar el post, que mejor que la portada de este album de los Spiritual Front que está lleno de estupendos temas. Otro de los grupos que me descubrió el amigo simplexia.

Spiritual Front - Love Through Vaseline (2006)

27 comentarios:

EL TÍO DE LOS KARAMELOS dijo...

xD jajajajaja! tremendo Elektra. desde luego que tienes toda la razón y es para cabrearse. pero qué tire la primera piedra el caballero qué alguna vez no haya quedado hipnotizado por un buen par de aldabas. por cierto, en la situación que comentas el paquete del maromo queda en linea con la visión de la chica sentada en el despacho y unos segundos de más con su mirada fija en él también podrían ser violentos ¿no? ¿me mira el paquete? ¿tendre algúna gotilla de meao? ¿me la vera pequeña? xD jajaja... muy buenas las entradas del blog. menos mal que has vuelto a la carga que nos has tenido bastantes días abandonados...

Ventiladorcular dijo...

Joer Elektra, si sigues coartando la libertad así, no sabré a donde mirar cuando nos conozcamos... jajjajaja!! Esto se llama condicionar situaciones!!
En serio, es un poco patético que te estén todo el rato mirando las tetas, aprovechando la jerarquía... En fin... cutre pero cutre....
Muchos besos

EL TÍO DE LOS KARAMELOS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EL TÍO DE LOS KARAMELOS dijo...

creo que he metido la gamba y he cambiado la posición de los protagonistas. en tu entrada era el jefe sentado y la chica de pie ¿no? parece ser qué sí pero bueno, creo que el ejemplo a la inversa que he citado más arriba también puede 00 rayar lo suyo.

Perem dijo...

Uppps.... no se si llegaremos a coincidir en algún momento pero por si acaso traeré puestas mis Ray Ban... ja, ja...

Ahora en serio.... eso funciona así y algunos cuando sienten que tienen un poco de poder, pues...... eso, que tienes toda la razón.

Mientras voy a por mis Ray Ban dale un saludo a quien ya sabes....

Lo dicho, un saludo.

Ventiladorcular dijo...

Por cierto, me encantan las fotos que cuelgas. Besazo

Evánder dijo...

Lo jodido es cuando el que mira las tetas de una tía lo hace con toda la intención, como diciendo "te jodes, que soy el jefe y te miro porque me sale de las narices".

Aún así, en descargo de los mirones de tetas, y sin ánimo de disculpar lo anterior, habría que decir que a veces es difícil no hacerlo. Y a las tías se os da genial eso de llamar la atención.

Un besote!

Outsider dijo...

El tio era un maleducado, tenía poca sensibilidad y no le importaba un pijo lo que dijeras... todo más que probable.

Lo único seguro, las tetas estaban bien puestas.

Elektra dijo...

Hombre, chavalote de los karamelos, es que hay muchas formas de mirar y no todas resultan desagradables, no? Pero mira, tu te has imaginado la situación contraria. Osea, que una tía sentada te esté mirando a ti. ¿Y verdad que resulta incómodo?

Estaba yo un poco entumecida mentalmente, por eso no escribía nada, pero este imbécil me ha sacado del aturdimiento.

Un beso.

Bueno, amigo Venti, como ya tenemos cierta confianza, te aseguro que como me mires las tetas te arreo una leche. Jajajaja. Y más sabiendo que eres capaz de reconocer a cualquiera con solo verle las tetas. Jejeje. Qué tío, que ojo clínico.

En serio, lo que jode es precisamente eso, la jerarquía. Pero es que este es un cabrón con pintas y el día que me vaya, porque yo me iré antes que él, se va a enterar de como me llamo. Pero no por esto, eh? Que es solo una cosa más en la inmensidad de putadas que le he aguantado durante muchos años. Ya ha salido en algún que otro post antaño, y seguirá saliendo porque es todo un personaje.

Ah y ya de paso, pues me alegra que te gusten las fotos, porque a veces tardo un buen rato en encontrar la que me gusta. :)

Besazos.

Amigo Perem, aún con las Ray Ban te calo, fijo. Jajaja. A ver, que yo no es que sea una Sabrina, eh? Que es que este es muy jodío y aprovecha cualquier ocasión para dejar claro quien manda. Sobre todo conmigo. Es una guerra de años ya la que tenemos. Pero yo me doy media vuelta con cara de "te jodes, que mirar es lo más que puedes hacer" y salgo cabreada pero no humillada, que es lo que le gustaría.

Si acabo pronto de contestaros, le saludo en un ratejo. Jajaja.

Un beso.

Eso es, Evánder. Esa es la actitud de este impresentable. Pero vamos, al final, él se jode más que yo.

Ya sé que a veces los ojos van al pan y que es un poco inevitable. Todos miramos. Nosotras también, eh? Pero lo que molestan son las formas y las actitudes. Si a mi realmente no me importa a no ser que babeen. Y eso de que a las tías se nos da genial llamar la atención... bueno, no creo que yo llamara hoy mucho la atención pero de cualquier forma, es que las que tienen tetas, que quieres que hagan. No se pueden esconder. Es como si vosotros fuérais con el palitroque tieso a todas horas, pues supongo que llamaría la atención, no? Pero una cosa es mirar y otra cosa, quedarse pegado, no?

Besotes, voy a ver si saludo a mi amigo ya que me lo ha recordado Perem. :)))

Elektra dijo...

Ahí va, Outsider, se ha colado tu comentario mientras soltaba la parrafada anterior.

Bueno, el tío es todo lo que se te pueda ocurrir y mucho más. Para colmo es de los que se dan golpes en el pecho y comulgan los domingos. Sin embargo, no he conocido en mi vida peor persona que él.

Las tetas estaban bien puestas, si. Una a cada lado. Jajaja.

Un besote.

india dijo...

A mí eso no me ha pasado ni me pasará en la vida...bueno,a no ser que miren para buscar ánde están jijijijijijijiji pero debo decirte,Elektra,que si me han hecho sentir incómoda en alguna situación y me ha cogido en un momento macarra de los míos...sí que he dirigido la mirada cargada de expresión descojonante hacia donde más pudiera dolerles...claro que no siempre tengo el día macarra...lástima...
Ahora bien,hay escotes que los miro hasta yo,Elektrita...que la envidia es mu mala,ya lo sé,jija...pero a ver,que las hay que...vaya,que si no quieren que las mires ahí...juer...no se esfuerzan lo más mínimo jijijijijiji porque a ver,yo me dejo sin abrochar todos los botnes de una camsa y no pasa nada...no se entera ni dios,pero si tienes un par de pechos bien puestos...pues es como unos ojazos,unos labios bonitos,un cuello largo,una melena llamativa...en fin...que en situaciones así,hay dos modos de poder...el que se cree que lo tiene y la que lo tiene ;D
Achuchones,guerrillera!

Elektra dijo...

Guerrillera? Jajaja, tú y yo si que íbamos a montar una buena guerrilla si nos dejaran, India.

Tienes razón, hay tías que como para no mirarlas. Lo que ya no me creo es que no se entere ni dios si tú no te abrochas los botones, eh? Que te he visto, amiga. Y no solo se llama la atención con un buen par de tetas.

Eso de que pueden más dos tetas que dos carretas es un dicho cierto. Pero hija, como una no tenga más que tetas, tan solo te valen para el revolcón y se acabó.

Besazos, que me alegra reencontrarme de nuevo con esos jijijis.

Anónimo dijo...

QUE CAUSA ESTO??-ES QUE TODOS SOMOS MAMIFEROS¡¡¡-si nos reprodujeramos mediante esporas,las tetas no nos llamarian la atencion¡¡?-,CHICA RESPIRA HONDO Y NO DES BOLA A ESOS JEFES BABOSOS¡¡-saludos desde sudamerica-uruguay-mrdisco-http://80s-maxis-mrnoche.blogspot.com/

raúl dijo...

lo más jodido debe ser la frustración de no poder hacer nada, porque el baboso tradicional de bar es fácilmente espantable, pero delante del jefe tienes que aguantar el tipo. ese "ventajismo" hace al jefe todavía más deleznable.

Arkangel dijo...

El tema son las situaciones, segun la que tu cuentas, tu jefe no tiene verguenza y parece que desde su poltrona se cree con el derecho a hacer lo que quiera, yo no sé, pero creo que es mejor tomarselo con filosofía y despues del mosqueo, pasar del tema, pero a la próxima se lo podrias comentar o mas bien escupir, tu recelo a sus niradas.
Esta claro que hay diferentes formas de mirar, pero no es menos cierto que las mujeres, siempre y cuando digo siempre es siempre, os dais cuenta de cuando os miramos las tetas. Yo he de reconocer que las miro, primero por que me gustan los pechos de las mujeres y segundo por que, es como un acto reflejo que no podemos evitar, es nuestra naturaleza..que le vamos a hacer. A mi nunca ninguna me ha llamado la atención, en algunos casos y con la confianza ya de conocernos, si que me han comentado por ejemplo: "joee la primera vez que nos vimos..no me quitabas ojo a las tetas ehh..". Yo me disculpo pero no me siento mal, por que como he dicho antes, esta en nuestra naturaleza y yo no me averguenzo de lo que soy, ni de como..que se le va a hacer soy un voyeur de esos..jeje

PD: Visto lo visto..si nos conociesemos, preferiria que no llevaras escote.

Evánder dijo...

Con lo de llamar la atención me refería en el buen sentido, por supuesto. Quería decir, en plan de coqueteo.

Besos!

Elektra dijo...

Anónimo, yo no me quejo de que os llamen la atención las tetas. Me parece incluso estupendo que os gusten. Me quejo del abuso de poder y de la forma en la que algunos lo utilizan, porque me consta que de no tenerlo, no hubiera actuado de esa forma.

Saludos mrdisco. Gracias por tu comentario.

Eso es raúl a lo que me refería con la igualdad de condiciones. Un de tú a tú en el que él tenga libertad para mirar de esa forma y yo para soltarle una hostia si lo considero oportuno. Pero bueno, me queda la satisfacción de saber que él sufre más que yo pese a mi mala leche.

Se cree con todo el derecho, Arkangel, porque sabe que está amparado por la diferencia de cargos y lo aprovecha cada vez que tiene oportunidad. El día que le escupa todo lo que tengo que escupir no le van a conocer en su casa, te lo aseguro. Pero mientras que mis hijos dependan de este curro, me tragaré la mala hostia.

Y claro que sabemos cuando nos mirais las tetas y nunca he llamado la atención a nadie, eso también es verdad, que no hay nada malo en mirar salvo cuando se están aprovechando de circunstancias como estas.

PD - Visto lo visto? Jajaja. Pues si no has visto ná!!! Pero bueno, tranqui, me pondré jersey de cuello vuelto. :D

A ver, Evánder, lo que no vamos a hacer es negar la realidad. Hay mujeres a las que les gusta llamar la atención, otras a las que no gusta y aún así la llaman, otras a las que les gustaría y no hay forma y otras digo yo, que ni fú ni fá. Vamos, que hay para todos los gustos y que cada cual se quede con el que prefiera.

Besazos para todos.

draynert dijo...

A ver, no voy a negar que hay cosas que no solo saltan a la vista, si no que además parece que atraigan la mirada sin remedio.
No voy a ser tan iluso de decir que "yo no lo he hecho nunca", ya que a quien mas o quien menos se nos ha caido algún ojo en algún escote. pero entiendo que es molesto para la otra persona, en este caso, (y utilizando lenguaje electrónico), "la portadora", y por ello intento evitar siempre que puedo perder algun ojo. Que luego a ver quien lo reclama!!
Pero en lo que comentas tu Elektra la cosa raya ya el mal gusto, (si no está ya de lleno en él), y a mi también me molestaría que me estuvieran mirando "yo que se" en vez de mirarme a la cara.
Los ojos. A mi me gusta mucho mirar a los ojos cuando hablo con alguien.
Tengo que reconocer que es un acto que produce sensaciones de todo tipo.
Tanto puede hacer sentir que se abre una especie de abismo en tu estómago, como puede hacerte bajar la mirada, como puedes hacer bajar la mirada a tu interlocutor, como puedes deducir si te están siendo sinceros o no.
Es una manera de comunicación que me gusta.
Hay ojos dignos de ser observados.
Y a menudo la conversación se torna especial.
Dificil de describir.
Veo habitualmente, por la calle, que cuando pasa alguna chica, alguno se la queda mirando como quien dice "comiéndosela con la vista".
Y creo que debe ser molesto. Muy molesto.
Alguna vez me he sentido "observado" y me ha hecho sentir incómodo.
Valga decir que también las hay que van por la vida enseñando todo lo posible, con descaro, y que luego, si te pillan mirando, tienes que oir aquello de que "estos hombres, que guarros, siempre mirando lo mismo..."
Pero bueno, de todo tiene que haber, no?

WOOD dijo...

Estas cosas pasan. Yo de vez en cuando tengo bloqueos mentales transitorios pero guardando las formas, aunque eso es relativo porque quizás a la persona que se mira le parezca otra cosa.

Lo mejor en estas situaciones sería rociar con una buena lluvia ácida el careto del mirón. Decirle mira mira esto que te va a gustar y allá va, todo al careto.

Besotes.

Ventiladorcular dijo...

JJOJJOJOJOOJJOJJOJOOJO

Elektra dijo...

Pues tú, amigo draynert, tienes unos ojos de esos que entran ganas de zambullirse.

Lo molesto de todo esto es no poder abrir la boca para decirle lo tan harta que me tiene. Pero bueno, algún día será.

Wood, hijo, yo no sé. Me he apuntado lo de tus bloqueos mentales transitorios para tenerlos presente y lo de la lluvia ácida, pero para descargarla en la entrepierna de este.

JJOJJOJOJOOJJOJJOJOOJO? Y tú de qué te ries? Jajaja.

Menos mal que me echo unas risas con vosotros.

Besos para repartir. :D

draynert dijo...

Glups!! Elektra, que me vas a sonrojar...
Gracias...

No dudes que ya llegará tu hora. Y ese dia podrás soltarle 4 frescas como a ti te gusta.
Mientras te recomiendo paciencia...

Un abrazo

Ventiladorcular dijo...

DE los desvaríos del comnadnte, Elektra, de los desvaríos del comandante. A pique vamos a ir! Besazo de sábado noche!

markoz dj dijo...

Más vale tarde que nunca... y es que si tú tienes trabajo, yo no ando muy detrás tuya y tengo unas semanas de locura que hay días que ni me da tiempo a comer.
Pues eso, que comento el post aunque sea tarde.
No voy a entrar en cosas obvias como pueden ser "el abuso de poder" que pueden tener estas cosas en caso de ser entre jefe y empleada.
En el tema de los escotes femeninos se tenían que tener muchos factores en cuenta, pero giran todos en torno a dos variables: lo coqueta que sea la indiviuda y lo salido que sea el susodicho.
Es decir, si la individua se pone un escote que enseña hasta el ombligo y se junta con una mirada de un salidorro, no pasa nada... sería una especie de "causa - efecto".
Vayamos a lo que yo llamo el "efecto moco":
Te encuentras con alguien por la calle, y resulta que lleva un moco colgando de la nariz. Es asqueroso, verde, gelatinoso, etc... no quieres mirar porque a esa distancia cualquier mirada a tu contrario se nota, pero es imposible que no muevas el ojo unos milisegundos para ver eso tan asqueroso.
Me encuentro con una amiga, escote generoso. Estoy hablando con ella, y aunque sea muy bonito el escote es mi amiga, y tampoco me interesa tanto mirar...pero es imposible, los ojos se te van esos milisegundos y ella se da cuenta.. ya has quedado mal, y la culpa la tiene el "EFECTO MOCO".
En fin... cosas de ser chico.

draynert dijo...

Me encanta eso del "Efecto moco".
Con tu permiso lo utilizaré en alguna ocasion.
Saludos

markoz dj dijo...

permiso concedido draynert... ya que el "efecto moco" es una tésis mía, así que puedo cederte el comentario.
saludos

draynert dijo...

Es que me ha encantado.
Gracias